Palacio pregunta a Revilla si la ruptura del pacto serviría para solucionar los problemas de Cantabria

Miguel Ángel Palacio
EP
Actualizado 30/05/2010 16:03:16 CET

El presidente del Parlamento defiende que cuestiones como el desempleo o la sanidad son "urgentes" y otras "pueden esperar"

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cantabria, el socialista Miguel Ángel Palacio, se preguntó hoy si la ruptura del pacto de Gobierno entre PSOE y PRC con la que ha amenazado el jefe del Ejecutivo cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, serviría para solucionar los problemas de la comunidad autónoma.

"Si Revilla rompe el pacto y se crea una crisis institucional y política, ¿con esa crisis vamos a solucionar el paro, reducir las listas de espera en Valdecilla, atender mejor a desempleados y la educación, desarrollar el Campus Internacional de Comillas, o todo lo contrario?", cuestionó Palacio.

En este sentido, señaló que "en momentos de dificultades los políticos no podemos poner las cosas peor, echar más leña al fuego y crear más zozobra, en definitiva, más crisis", según advirtió en una entrevista en Radio Nacional de España en Cantabria, en la que participó Europa Press.

Por el contrario, Palacio mostró su apuesta porque, ante la situación de crisis, "pongamos el esfuerzo en las soluciones de los problemas" que pasan por una priorización del gasto público.

Cuestiones como la protección de los desempleados, la sanidad, la educación y la atención a las personas dependientes son "lo urgente", "lo que no espera", mientras que "hay otras cosas que pueden esperar", según apuntó el presidente de la Cámara cántabra.

Además, Palacio aseveró que con el pacto entre PSOE y PRC "a Cantabria le ha ido muy bien", ya que en la legislatura pasada la comunidad estaba "prácticamente en pleno empleo" y la Administración central "había dicho que sí a todas nuestras aspiraciones", como el AVE, el proyecto de Comillas, la unificación de las estaciones o las viviendas de La Remonta.

Y pese esto, subrayó que al PSOE "electoralmente no le fue bien", pues en las autonómicas de 2007 se registró un descenso de diputados frente a la subida del PRC que situó a los socialistas como el tercer partido en el Parlamento.

"Ante esa circunstancia podíamos haber roto el pacto, pero consideramos que si a Cantabria le había ido bien, había que mantenerlo", reflexionó Palacio, para quien "abandonar en momentos difíciles" sería "lo fácil".

"Tenemos que ser más responsables y llevar un ánimo de esperanza a las personas que lo están pasando mal", aseveró el presidente del Parlamento autonómico.

Y además remarcó que el pacto es "para la legislatura", por lo que para la "hipótesis" de una ruptura tendría que esperarse "al año que viene por estas fechas", cuando se celebrarían las próximas elecciones regionales.

En este sentido, precisó que el PSOE aún no ha abierto el período para las candidaturas, y en el caso de la regional, la vicepresidenta y secretaria general socialista "tendrá que tomar la decisión de presentarse o no".

A Palacio le gustaría "alcanzar un pacto dentro del PSOE, un gran acuerdo" sobre este tema.

En cualquier caso, trasladó su "apoyo y solidaridad" a Dolores Gorostiaga para que "lleve el partido adelante y lleve el Gobierno hacia adelante".

"VIVIENDO EN LA ABUNDANCIA"

El presidente del Parlamento opinó que la crisis económica cogió a la sociedad "viviendo a la abundancia", en una situación de "pleno empleo" en Cantabria y sin problemas de recursos, en la que, como citó, ayuntamientos de 4.000 habitantes pedían piscinas climatizadas a costes "asequibles para los ciudadanos" o las administraciones daban "comidas gratis a todos en los festejos", como recordó que ha sucedido recientemente en la fiesta de la Virgen del Mar en Santander.

Entonces, recordó, se construían viviendas sin que hubiera demanda o se planificaban infraestructuras de alta velocidad mayores que las de Francia o Alemania, y el discurso político "liberal" reclamaba "más mercado y menos Estado".

Ahora, en cambio, la situación obliga a "reconducir el gasto en sus justos términos y señalar prioridades".

"Es el momento de la responsabilidad, si acertamos, saldremos pronto de la crisis, y volveremos a crecer y crear empleo. Si no acertamos, la travesía será más larga", advirtió Palacio.

El presidente del Parlamento reiteró que los recortes se están produciendo en todos los países porque la crisis es "internacional" y defendió el papel del Estado de las Autonomías, que supone "17 motores", pero también "17 controles" por el papel de los medios de comunicación regionales y de los Parlamentos autonómicos.

Al respecto, detalló que el coste de los funcionarios y diputados de la Cámara cántabra supone el 0,34% del presupuesto de la comunidad autónoma.

"Eso es lo que cuesta la democracia", sentenció, defendiendo que los salarios son de "los más bajos" y que en cuanto al gasto, se han caracterizado por ser "siempre austeros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies