El Paraninfo de la UC acogerá el día 10 la presentación de los frescos, ya restaurados, de Luis Quintanilla

Actualizado 05/10/2007 13:18:34 CET

Fueron adquiridos por la Universidad en Nueva York este año y su traslado y restauración ha contado con el mecenazgo del Santander

SANTANDER, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los cinco frescos que el pintor santanderino Luis Quintanilla pintara para la exposición Universal de 1939: 'Dolor', 'Hambre', 'Destrucción', 'Huida' y 'Soldados', serán presentados públicamente durante un acto que se celebrará el próximo miércoles, 10 de octubre, a las 13.00 horas, en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria, en cuyo vestíbulo quedará instalada esta singular obra, en exposición abierta al público en general y de forma permanente.

Al acto han sido invitadas autoridades de la política, la Universidad, el arte y la cultura. Será un breve acto, que estará presidido por el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, informó hoy la institución académica que destacó que "culmina así un largo y laborioso viaje por el arte y la historia".

Los frescos fueron adquiridos por la Universidad de Cantabria en Nueva York a principios de año, y en su traslado y restauración se ha contado con el mecenazgo del Santander.

El traslado a la ciudad norteamericana de representantes de la UC a principios de febrero dio por finalizado un largo proceso de adquisición de esta importante obra y "la aspiración y empeño" de la institución académica de recuperar y traer a Cantabria los frescos "de uno de sus artistas más insignes y también más olvidados debido a los avatares políticos que le tocaron vivir".

Los frescos son cinco enormes paneles, pintados sobre placas de hormigón. La historia de estas obras data de una fecha clave en la historia de España: 1939. Ese año se celebró la Exposición Universal de Nueva York. El Gobierno español de la República encargó a un equipo de artistas la decoración del Pabellón español en esta muestra internacional. Los artistas elegidos fueron el pintor Sunyer, el escultor Joan Rebull y el fresquista Luis Quintanilla.

Por esta razón, el artista santanderino se trasladó a Nueva York, alquilando un estudio en la Quinta Avenida. Se trata, pues, de un encargo análogo al que el mismo Gobierno había realizado a Picasso para la Exposición Internacional de París de 1937, el decir, el Guernica.

APARECIERON EN UN CINE 'PORNO'.

Según diría el propio artista para protegerlos posteriormente, los frescos habían desaparecido, se habían destruido cuando se inundó el almacén donde estaban guardados. Todos lo creyeron así hasta que en 1990 fueron descubiertos en los pasillos de un cine 'porno' de Nueva York. Comenzaron entonces las negociaciones, cuyo objetivo final era recuperar esta obra de Quintanilla y devolverla finalmente a España.

Tras su traslado a Santander, un equipo del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universidad Politécnica de Valencia ha sido el encargado de recuperar una obra que sufría serios daños, producto de muchos años de olvido y abandono.

Esta recuperación ha contado con el mecenazgo del Santander que, a través de su División Global Santander Universidades, ha colaborado además en el traslado de los frescos desde Nueva York a España y en su instalación en la que será su sede permanente: el Paraninfo de la UC.

Los trabajos se han realizado a lo largo de todo el verano en el mismo Paraninfo de la UC, bajo la supervisión y coordinación de Javier Gómez, profesor de la Universidad de Cantabria y director de Exposiciones de esta institución. Los trabajos de restauración han sido dirigidos por las profesoras de la Universidad Politécnica de Valencia Pilar Roig y Julia Osca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies