La pasarela entre las calles Castilla y Alta estará antes del verano

El alcalde visita las obras de la pasarela sobre las vías del tren
EUROPA PRESS
Actualizado 07/03/2015 16:01:37 CET

El alcalde visita el desarrollo de las obras, que van "muy bien"

SANTANDER, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La pasarela peatonal que se está construyendo entre las calles Castilla y Alta, sobre las vías del tren, estará acabada "antes" de este verano, y los vecinos de ambos lados de la ciudad podrán pasar de una a otra zona, de la Alameda de Oviedo al Paseo Marítimo de Marqués de la Hermida, "en cinco minutos" andando.

Así lo ha subrayado este sábado el alcalde, Iñigo de la Serna, durante una visita a los trabajos de esta "espectacular avenida", que acomete la empresa Ascan y que van "muy bien", tanto desde el punto de vista de la ejecución como de los plazos, ya que han avanzado "mucho" pese a la climatología adversa, según ha constatado el regidor.

Durante el recorrido por la pasarela, en el que ha estado acompañado por varios concejales de la Corporación municipal y vecinos de la zona, De la Serna ha indicado que una vez realizada la estructura de hormigón, se procederá a colocar los parapetos laterales, que actuarán como 'barandillas' y medidas de seguridad. También se colocarán jardineras y otros elementos de mobiliario urbano.

El proyecto, enmarcado en la mejora de la movilidad entre las calles Castilla y Alta y que ha supuesto una inversión de 2 millones de euros, además de la consiguiente creación de empleo, también contempla tres ascensores, dos de ellos panorámicos.

Asimismo, y según ha anunciado este sábado, se pintará un mural artístico en un pared ubicada en el frente de la zona de la calle Alta, junto al ascensor panorámico, para que sea una "referencia visual". Además, en cada extremo de la pasarela, de más de 100 metros de longitud, se habilitará una plaza. Con todo ello, el proyecto está llamado a ser incluso un "recurso turístico".

Las obras, que comenzaron el pasado otoño, mejorarán la conexión peatonal entre los barrios Castilla-Hermida y la calle Alta y, por tanto, de la bahía con el centro de Santander. Además, contribuirán a aumentar los desplazamientos de otros vecinos y visitantes hacia estos lugares, revitalizando así sectores como el comercio y la hostelería de ambos barrios.

Y al tiempo que se termina la pasarela (de unos seis metros de ancho) y los ascensores, el equipo de gobierno sigue trabajando en la conexión del proyecto con la Peña del Cuervo, para enlazar también peatonalmente con este barrio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies