Un túnel cruzará General Dávila con Camilo Alonso Vega

 

Un túnel cruzará General Dávila con Camilo Alonso Vega

Paso subterráneo en General Dávila con Camilo Alonso Vega, en Santander
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Actualizado 19/08/2016 18:20:13 CET

   Díaz aclara que, a pesar de ello, el equipo de Gobierno reclamará al Ejecutivo regional que reintegre el coste a las arcas municipales

   SANTANDER, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander (PP) planteará a la Corporación acometer con recursos municipales el paso inferior en General Dávila en su cruce con Camilo Alonso Vega, reclamado al Gobierno de Cantabria desde 2009 y que se prevé que tenga un coste de casi 7,2 millones, 400.000 euros más que originalmente.

   Así lo ha anunciado este viernes, en rueda de prensa, el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha adelantado que, con este objetivo, el equipo de Gobierno planteará al resto de grupos en el Pleno municipal del próximo jueves, 25 de agosto, un acuerdo para que esta obra sea considerada como una inversión sostenible y pueda ser acometida, de esta manera, con parte de los 27 millones de remanente de 2015.

   La "intención" de los 'populares' es que, si finalmente se consigue este acuerdo del Pleno --algo en lo que confía puesto que a su juicio "se cumplen" las condiciones para ser considerada una inversión sostenible--, las obras se liciten y adjudiquen "antes de que acabe el año" para que arranquen a "comienzos" de 2017 y acaben un año después dado que el plazo de ejecución es de 12 meses.

   A pesar de que Díaz ha asegurado que el Ayuntamiento está "en disposición" de poder hacer "el esfuerzo" de ejecutar esta obra con recursos propios, ha aclarado que el equipo de Gobierno reclamará al Ejecutivo regional que reintegre a las arcas municipales el coste de este proyecto.

LA ACTUACIÓN

   Según el proyecto, el paso inferior, compuesto por un túnel de 142 metros y dos rampas de acceso, una a cada lado de 64 y 74 metros, transcurrirá por la calle General Dávila en su intersección con Camilo Alonso Vega. Tendrá un carril en cada sentido y un gálibo de un mínimo de 5,3 metros.

   El proyecto prevé que uno de los carriles que sube por Camilo Alonso Vega, desde la rotonda de Cuatro Caminos, y otro que lo hace por esta calle desde la Avenida de los Castros se usen para que los vehículos puedan incorporarse a la calle General Dávila en sus dos sentidos.

   Díaz ha defendido que el proyecto, decidido tras el estudio de alternativas llevado a cabo por la Universidad de Cantabria para determinar cuál es la mejor solución para este cruce, contribuirá a mejorar la ordenación del tráfico que soporta y evitará las maniobras "peligrosas" que, según ha dicho, ahora hay que hacer y que provocan colas de vehículos.

    El concejal ha explicado que, en la actualidad, esta intersección soporta intensidades de tráfico que llegan a los 800 vehículos hora en cada uno de sus cuatro ramales principales, que son los dos sentidos que tienen las calles Camilo Alonso Vega y General Dávila.

   Ha señalado que en esta intersección llegan a confluir un total de 3.200 vehículos a la hora y soporta una capacidad de tráfico en niveles E-F, en una escala que mide la capacidad desde la A (ningún problema de tráfico) hasta la F (un nivel que provoca retenciones). Con la solución planteada por el Ayuntamiento se reduciría a niveles B-C, lo cual, a su juicio, es "lo óptimo" para una ciudad como Santander.

DOS PLAZAS

   Además, Díaz ha reivindicado que esta actuación, además de una mejora en el tráfico, permitiría ganar nuevos espacios para la ciudad ya que este proyecto generaría dos nuevas plazas, una de ellas en la zona del pabellón del colegio La Salle en la parte que da hacia el instituto Pereda y otra frente a la Escuela de Hostelería de 'Las Carolinas'.

   En la rueda de prensa, Díaz ha recordado que el Ayuntamiento lleva reclamando al Gobierno regional, desde 2009, gobernando entonces el primer bipartito PRC-PSOE liderado por Miguel Ángel Revilla, que financie esta obra, aunque "sin éxito".

   También ha reconocido que, aunque en 2011, el recién llegado Ejecutivo de Ignacio Diego (PP) se comprometió a hacerlo y lo incluyó en el anexo de inversiones para 2012 tampoco fue "capaz" de hacerlo. Ahora, el equipo de Gobierno local considera que la actuación "no puede retrasarse por más tiempo".

   Por ello, a lo largo del último mes, el proyecto de paso inferior que se comprometió a hacer, pero no hizo, el Ejecutivo regional ha sido revisado y actualizado por la misma empresa que lo elaboró.

   Así, se han adaptado los anchos mínimos de la calzada y las aceras a lo que exige la normativa, 3,2 metros y 1,8 respectivamente, además de cuestiones relativas a los servicios afectados y también a la eficiencia energética, así como los precios.

   Díaz ha explicado que el proyecto se ha encarecido unos 400.000 euros ya que anteriormente estaba "en el entorno de los 6,8 millones" y ahora se calcula en unos 7,2.

    Respecto al trámite que tendrá que realizar el Pleno, Díaz ha explicado que será similar al que se ha llevado a cabo en los últimos plenos con otras actuaciones que se pretenden hacer con remanentes de 2015. El edil ha señalado que con esta actuación, sumada a las ya anunciadas para distintas zonas de la ciudad, quedaría agotado dicho remanente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies