El PIB de Cantabria crecerá un 2,5% en 2017 y un 2,7% en 2018, según BBVA

Santander. Cantabria. Población. Industria. Producción industrial
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2017 13:15:56CET

Se podrían crear 7.000 puestos de trabajo en el bienio

SANTANDER, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria crecerá un 2,5% en 2017 y se acelerará hasta el 2,7% en 2018, según el servicio de estudios de BBVA en su último informe 'Situación
Cantabria'.

De cumplirse estas previsiones, se podrían crear unos 7.000 puestos de trabajo en
el bienio y la tasa de paro se reduciría hasta el 11,5% a finales de 2018, señala el estudio.

En todo caso, el documento advierte que persiste la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios que aún conserva la economía cántabra.

El informe subraya que la economía cántabra seguirá creciendo por encima de su media histórica en el bienio 2017-2018, completando cinco años con un crecimiento anual promedio del 2,2%.

La fortaleza del consumo, en especial el privado, y la recuperación de la inversión impulsan dicha evolución, aunque persisten algunos desequilibrios y riesgos, entre los que se incluyen el impacto del 'brexit' o los posibles nuevos aumentos del precio del petróleo.

Los datos disponibles de 2017 apuntan a que el crecimiento se mantiene. En concreto, durante el primer semestre del año se estima que el PIB cántabro podría haber aumentado a un ritmo medio del 0,7% trimestral, algo más reducido que el promedio nacional, aunque por encima de lo observado en el segundo semestre de 2016 en esta comunidad.

Este crecimiento se basó en un aumento en el consumo privado -sobre todo-, impulsado por la mejora de la confianza, la reducción de los tipos de interés y el aumento de las nuevas
operaciones de crédito. Además, las reformas implementadas en años anteriores y la reducción
de los desequilibrios acumulados por el sector privado antes de la crisis favorecieron el
crecimiento de la inversión, en particular en bienes de equipo y una recuperación incipiente del sector de la construcción.

Por otro lado, aunque las exportaciones de bienes mostraron un moderado crecimiento en 2016, el sector turístico volvió a marcar niveles récord en Cantabria, gracias a las ganancias de competitividad obtenidas.

7.000 NUEVOS EMPLEOS PARA 2018

Las previsiones de crecimiento del PIB explican la evolución esperada del mercado laboral en la región para el bienio 2017-2018, con la creación de 7.000 empleos y la reducción de la tasa de paro hasta el 11,7% a finales de 2018.

Sin embargo, la recuperación no se está produciendo por igual en todas las áreas de la región y solo la capital se acerca al nivel de afiliación de comienzos de la crisis.

El año que viene, la región aún no habrá recuperado los niveles del PIB y PIB per cápita del PIB alcanzado en 2007, antes del inicio de la crisis. Además y aún si se cumplen estas previsiones, la tasa de desempleo se situará a finales del próximo año, 6 puntos porcentuales por encima de su nivel a comienzos de 2008.

Así, la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios que aún conserva la economía
cántabra obliga a la consideración de nuevas reformas que ayuden a recuperar el crecimiento
de la productividad, que ha quebrado su tendencia de crecimiento en los años de recuperación.

Y ello, mientras se mantiene el del empleo y se consolida el desapalancamiento frente al resto del mundo. Serán de especial interés medidas encaminadas a mejorar el mercado laboral y a continuar aumentando la productividad, donde las mejoras en el capital humano, la atracción de talento, la rápida adopción de nuevas tecnologías y el incremento del tamaño medio de las empresas son factores clave.

CRECIMIENTO POSITIVO Y ESTABLE

Los resultados correspondientes al tercer trimestre del año muestran una mejora de la visión sobre el trimestre corriente que, a pesar del deterioro de las expectativas sobre el cuarto trimestre, podría ser consistente con el mantenimiento del crecimiento regional.

Así, se confirma que la economía cántabra mantiene un crecimiento positivo estable,
con señales positivas en el conjunto de sectores, especialmente los relacionados con el de
servicios y, en particular, el turismo.

El informe ofrece también un análisis de la evolución de los gastos e ingresos públicos entre 2003 y 2016 de las comunidades que permite analizar el diferente patrón que se siguió en Cantabria y en el conjunto del resto de comunidades.

Cantabria presenta un patrón de ingresos y de gastos muy similar al promedio, aunque
ligeramente por debajo de éste durante buena parte del período en ambos casos. En cuanto a
los componentes del gasto no financiero, la comunidad cántabra presenta algunas peculiaridades, destacando el fuerte incremento del gasto en intereses o la desviación al alza del gasto en personal, especialmente durante la parte final del período analizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies