Piden diez años para el acusado de intentar matar a su expareja porque le había dejado

Publicado 20/05/2018 13:21:35CET

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Fiscal ha pedido casi diez años de cárcel para el acusado de intentar matar a la que había sido su pareja durante dos meses porque no aceptó que ella rompiera, hechos por los que será juzgado el miércoles, 23 de mayo, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Los hechos ocurrieron en la segunda mitad 2016, año en el que el acusado inició en agosto la relación con la víctima. Según el escrito del Fiscal, consultado por Europa Press, el 30 de octubre de ese año, apenas dos meses, la chica decidió romper por el "comportamiento controlador" de su novio.

Y es que, según se relata en el escrito de Fiscalía, el acusado quería saber "con quien hablaba, se relacionaba" y "dónde se encontraba continuamente", diciéndole que "solo tenía que ser para él".

El acusado "no aceptaba" la ruptura y en la madrugada del 1 de noviembre, dos días después de dejarlo, fue al domicilio de su experaja en Torrelavega para hablar con ella.

La chica no se encontraba en casa y el acusado esperó en la calle hasta que ésta llegó al poco rato junto a una amiga. Cuando se quedaron solos, el acusado "intentó convencer" a la víctima de que volvieran pero ésta se negó.

El acusado le propuso entonces entrar en el portal para despedirse y allí éste le insistió en que "tenía que estar con él" y comenzó a decirle frases como "Tú no sabes cómo soy yo, soy de Tanger" y le advirtió de que "era la última noche para los dos y que iban a moror juntos".

En ese momento, y de forma "sorpresiva", según el escrito del fiscal, el acusado se quitó la chaqueta que llevaba y comenzó a hacerse cortes en el brazo con un cuchillo y, posteriormente, se lo puso a la chica en el cuello y le lanzó, mientras le hablaba, una primera cuchillada que le alcanzó en el ojo.

La chica cayó al suelo, donde el acusado la agarró del pelo e intentó cortarle el cuello, lanzándole cuchilladas también por todo el cuerpo y diciéndole "yo te mato, yo te mato" mientras ella intentaba defenderse con las piernas y manos.

Ante los gritos de la chica, bajó el que era su compañero de piso y, entre él y ella, lograron hacerse con la hoja del cuchillo, que se había roto.

Tras ello, el compañero de piso aprovechó un momento y logró llegar de nuevo al piso para llamar a la policía, tras lo que el acusado huyó, aunque cogiendo antes el bolso de su expareja.

DELITOS Y PENAS

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de intento de homicidio, en el que pide que se aplique la agravante de razón de género y de abuso de superioridad, y de uno leve de hurto, por el bolso.

Por la tentativa de homicidio, le solicita una pena de cárcel de 9 años y 11 meses de prisión, diez años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse o comunicarse durante 11 años con la víctima. Y por el delito leve de hurto le pide una multa de 900 euros.

Además, pide que el acusado pague a la víctima más de 17.000 euros por el perjuicio estético que le causaron las lesiones, casi 1.300 por los días que tardó en sanar y más de 300 por los objetos sustraídos. También pide que el acusado abone al Servicio Cántabro de Salud 1.400.

El juicio se celebrará el miércoles, a partir de las 10.15 en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.