Piden ocho años por intento de homicidio a un hombre que acuchilló a otro en una pelea

Publicado 10/02/2018 12:20:34CET

SANTANDER, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía solicita una pena de ocho años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa para un hombre que, cuando se peleaba con la pareja de su exmujer, sacó un cuchilló y le hirió en varias zonas del cuerpo.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria juzgará estos hechos ocurridos en octubre de 2015, por los que el otro hombre también está acusado pero por un delito de lesiones, este martes, 13 de febrero, a partir de las 9.30 horas.

Este juicio iba a celebrarse el pasado 18 de diciembre pero fue aplazado tras renunciar el abogado defensor de uno de los acusados después de ser denunciado por su cliente. En concreto, el que renunció fue el letrado del hombre acuchillado y acusado del delito de lesiones, quien además no es la primera vez que se queda sin abogado en este proceso.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, el principal acusado estaba enemistado con el otro por la relación que mantenía con su exmujer y, tras mantener una conversación telefónica con él y sabiendo que estaba con ella, se presentó en las proximidades de su domicilio.

Los dos se enzarzaron en una pelea mutua propinándose golpes y puñetazos y, en un momento dado, el proceso por homicidio sacó un cuchillo y, con ánimo de causar la muerte al otro, le alcanzó en varias zonas del cuerpo, principalemente en brazos, piernas y axila izquierda, donde le causó una herida penetrante con abundante sangrado.

Por estas heridas, el otro hombre requirió de dos días de hospitalización y posteriormente 77 de curación, 40 de ellos impeditivos, mientras que el acusado, que por estos hechos pasó más de dos meses en prisión provisional, sufrió alguna herida pero "muy leve".

El fiscal considera los hechos un delito de homicidio en grado de tentativa que imputa al que utilizó el cuchillo, y un delito leve de lesiones al otro.

Al primero le solicita una condena de ocho años de cárcel, alejamiento durante diez años y el pago de una indemnización de 8.600 euros y, al segundo, multa de 600 euros.