Piden 7 años para dos promotores acusados de estafa por unos chalets de Liencres

Actualizado 07/04/2018 17:47:12 CET

SANTANDER, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide siete años de prisión para cada uno de los dos promotores inmobiliarios acusados de estafar a los compradores de unos chalés en Liencres (Piélagos) que nunca construyeron, hechos por los que serán juzgados a partir de este martes, 10 de abril, en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Según la Fiscalía, estos promotores suscribieron en 2006 un contrato de compraventa de un terreno en el que decían que iban a edificar una urbanización de chalés, uno de los cuales sería para la que era propietaria del citado terreno.

De esta forma, lograron así la propiedad de la finca bajo la promesa de que entregarían a su antigua propietaria un inmueble que nunca se construyó.

Además, constituyeron en agosto de 2007 una hipoteca sobre el terreno e ingresaron en la cuenta de la sociedad que administraban 425.000 euros.

Junto a ello, celebraron cuatro contratos privados con distintos compradores que entregaron un total de 242.000 euros en concepto de reserva de los respectivos chalés que los acusados prometieron construir.

A juicio del fiscal, nunca tuvieron la intención de cumplir su compromiso y pese a que se comprometieron a constituir avales en garantía de las cantidades que habían recibido de los compradores, no lo hicieron.

Según continúa el relato del Ministerio Público, dispusieron en beneficio propio de casi todo el dinero recibido, destinándolo a fines ajenos a la promoción, y sólo aplicaron una mínima parte a trabajos de movimiento de tierras.

Los chalés nunca se construyeron y las cantidades pagadas tampoco fueron devueltas.

Por todo ello, el fiscal les considera autores de un delito continuado de estafa y solicita una condena de siete años de prisión y una multa de 11.250 euros para cada uno de ellos, además de la indemnización a la propietaria del terreno por el valor del mismo --432.000 euros- y a cada uno de los compradores que les entregaron dinero en concepto de reserva.

Por su parte, los dos acusados han mostrado su disconformidad con el relato de la Fiscalía y piden su absolución.

Uno de los acusados, en su escrito de defensa, insiste en que no hay infracción penal, pero señala que, si la hubiera, tendría que aplicarse la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas.

El juicio se celebrará en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, a partir de las 10.00 horas, hora a la que también está previsto que se inicien las sesiones del miércoles y jueves.