Piélagos estudiará medidas tras el polémico concierto de Amaia Montero

Amaia Montero en el concierto de Renedo de Piélagos
TWITTER
Publicado 11/06/2018 18:58:53CET

"La responsabilidad de cómo ha salido Amaia Montero al escenario es de ella", apunta la alcaldesa, Verónica Samperio

PIÉLAGOS, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Piélagos estudiará las medidas que considere oportunas tras el polémico concierto que ofreció este fin de semana Amaia Montero en la localidad de Renedo.

La alcaldesa del municipio, Verónica Samperio, así lo ha advertido este lunes a preguntas de los periodistas, a los que ha admitido que no ha sido "el mejor" concierto de la cantante, aunque ha precisado al respecto que "la responsabilidad de cómo ha salido escenario y lo que ha hecho sobre el escenario es de ella".

Aún así, ha indicado la regidora, el Consistorio se reservará el estudiar las medidas que considere oportunas tras la actuación, contratada con motivo de las fiestas patronales de San Antonio de Renedo y que suponía, además, el inicio de la gira de presentación de 'Nacidos para creer' (Sony Music, 2018), el nuevo disco de Amaia Montero cuatro años después de su anterior lanzamiento.

Samperio ha respondido así a los medios tras la rueda de prensa de balance de los tres primeros años de legislatura, en la que ha sido cuestionada por el concierto después de que, según confesó ante el micrófono la propia cantante, la banda no hubiera ensayado lo suficiente.

La alcaldesa ha aclarado que cuando el Consistorio contrata un concierto para las fiestas intenta siempre que sea un "profesional", alguien "que tenga nombre" y que "sea atractivo para que la gente pase momento agradable".

No obstante, Samperio ha admitido que si la pregunta es si ella considera que el de Piélagos ha sido "el mejor concierto" de Amaia Montero "la respuesta es no", de modo que si bien la "responsabilidad" de lo que sucede sobre el escenario es de la cantante, el Ayuntamiento estudiará las medidas que considere oportunas.

CONCIERTO

En la actuación en la localidad cántabra que supuso el arranque de la gira del nuevo album --con el que Amaia Montero ha conseguido el número 1 de iTunes en España, México, Argentina y Chile-- y en un ambiente de desconcierto generalizado, el momento cumbre fue precisamente durante la interpretación del tema que da nombre al disco, 'Nacidos para creer', llegando incluso la cantante, completamente perdida, a pedir a sus músicos que dejaran de tocar.

Justo antes de detener la música, pregunta en voz alta: "¿Están tocando en otro tono sí o no?". Además, llegó a pronunciar frases sobre el escenario en inglés como "this is a disaster" (esto es un desastre) o "I don't know where I am" (no sé dónde estoy).

Por las redes sociales circulan vídeos sobre la actuación, en uno de los cuales se aprecia que la cantante no estaba ni fina de voz ni cómoda sobre el escenario, en lo que no fue precisamente una buena noche.

Contador