El Plan de Control Tributario 2013 se centrará en el fraude fiscal

Agencia Tributaria
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2013 12:04:20 CET

SANTANDER, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Control Tributario 2013 de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria se centrará en investigar el fraude fiscal y su control en la fase recaudatoria, cuestiones de "especial relevancia" en la actual situación de crisis económica.

Así, según la resolución de la Agencia, consultada por Europa Press, la actividad de control tributario de la Agencia se orienta, como en el año anterior, fundamentalmente a investigar los hechos imponibles no declarados por los contribuyentes y también a comprobar la veracidad y calidad de los declarados, poniendo especial énfasis en aquellos hechos imponibles derivados de nuevos negocios o actividades surgidas o rescatadas por la actual situación económica.

Asimismo, la estrategia de lucha contra el fraude para este ejercicio se complementará con una mejora de la información para favorecer el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales, lo que permitirá liberar recursos para dedicarlos a tareas de control, al mismo tiempo que impedirá situaciones de fraude.

En este sentido, avanzará en el intercambio de información con la Agencia Estatal y también en la implantación de la administración tributaria electrónica.

Por lo que se refiere a comprobación e investigación del fraude fiscal, se actuará sobre el Impuesto de Patrimonio, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados. También se realizarán inspecciones de los tributos del juego y de los tributos propios.

El control del fraude en la fase recaudatoria pasa por la evaluación del riesgo recaudatorio en fase de comprobación, el control de deudores con incumplimiento sistemático de sus obligaciones fiscales, el seguimiento de insolvencias aparentes, el control de procesos concursales (se potenciaran acciones específicas para impedir actuaciones de defraudación que tratan de aprovechar la protección otorgada por la legislación concursal para eludir el pago de las deudas tributarias o evitar incurrir en los supuestos de responsabilidad previstos por la normativa tributaria), el refuerzo de la adopción de medidas cautelares, y la colaboración con la Agencia Estatal.

Además se realizarán otras acciones de control como resultado del conocimiento que se pueda tener de omisiones e incumplimientos de obligaciones tributarias y de los impuestos gestionados por la Administración de la Comunidad de Cantabria. También, entre otras medidas, se potenciará la colaboración con la AEAT y se promoverán actuaciones de comprobación de domicilios fiscales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies