Emergencia social, reindustrialización y empleo, en enmiendas del PSOE

Rosa Eva Díaz Tezanos
EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2014 18:36:13 CET

Díaz Tezanos dice que las 180 iniciativas, valoradas en unos 120 millones de euros, pretenden dar respuesta a las "acuciantes necesidades" de los cántabros

SANTANDER, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado un total de 180 enmiendas parciales al Presupuesto regional de 2015. Atención urgente a las necesidades sociales de las familias, medidas de reindustrialización y de fomento del empleo, más fondos para los ayuntamientos y una nueva reforma fiscal "más justa", son los ejes esenciales de estas enmiendas que, en su conjunto, proponen "redirigir" 60 millones de euros y ampliar algunas partidas en otros 60 millones.

La secretaria general del PSC-PSOE y portavoz parlamentaria, Eva Díaz Tezanos, ha explicado que las enmiendas parciales presentadas "responden a una forma de entender la política diferente a la del PP" e intentan "dar respuestas a algunos de los problemas más acuciantes de los ciudadanos".

En su opinión, "estas enmiendas evidencian que los socialistas tenemos alternativas realistas y dirigidas a las personas", cuyo objetivo último es "frenar el deterioro social y económico provocado por cuatro años de Gobierno del PP".

Una de las propuestas más importantes recogidas en las enmiendas es la creación del Plan de Emergencia Social, que incluye "varias medidas muy concretas" con el objetivo de "paliar la grave situación de pobreza que sufre una parte sustancial de la sociedad cántabra".

Este Plan incluye un Programa de Garantía de Suministros Vitales, como suministros mínimos de agua potable y energía eléctrica, para aquellos que no puedan atender estas mínimas necesidades; un Programa de Garantía Alimenticia, con la inclusión de tres acciones correspondientes a la distribución de alimentos, refuerzo de la alimentación infantil en centros públicos y refuerzo de becas de los comedores escolares públicos de educación infantil y primaria; y por último, un Programa de garantía de vivienda, para que las personas en riesgo de exclusión puedan mantener su residencia habitual o alternativa en casos de necesidad.

Otra gran línea de propuestas es la relativa a las medidas de reindustrialización, como una línea de ayudas a las industrias en dificultades y un programa de apoyo a la innovación y la competitividad para las pequeñas y medianas empresas. Incentivar la construcción de naves modulares en los polígonos industriales es otra de las medidas propuestas en el fomento de la industrialización, campo en el que también se establecen medidas dirigidas a "revitalizar de forma especial" la industria de la Comarca del Besaya.

El fomento del empleo es otro de los objetivos en las iniciativas socialistas, y por ejemplo se propone dotar con más de dos millones de euros el Plan de Empleo y Promoción de Empleo Indefinido que el presupuesto dota con "sólo 1.750 euros". En la misma línea de apoyo a las políticas de apoyo al empleo, se pide incrementar en 1,5 millones de euros las ayudas a la búsqueda de empleo, que "tienen una dotación de 9.900 euros" e incrementar en 940.000 euros la partida para conciliación de la vida laboral y familiar.

LEY DE ACOMPAÑAMIENTO

En sus enmiendas a la llamada Ley de Acompañamiento, los socialistas reclaman la supresión de la reforma fiscal anunciada por el Gobierno del PP, y que sea sustituida por otra reforma que "reequilibre el peso impositivo sobre las clases con más poder adquisitivo".

En la propuesta del Grupo Socialista se incluye recuperar el impuesto de sucesiones y donaciones, y eximir a los ciudadanos del pago del canon de saneamiento en los ayuntamientos donde este saneamiento aún no esté en funcionamiento. También se pide rebajar un 20% el canon de saneamiento para los vecinos con rentas más bajas en los municipios donde ya esté funcionando.

Asimismo, reclaman que se dote con 15 millones de euros el Fondo de Cooperación Municipal, los mismos que tenía en 2011, y que el Partido Popular ha reducido a cuatro en el llamado Fondo de Liquidez.

Asimismo, se propone elevar el mínimo familiar, es decir, garantizar una mayor desgravación en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a las personas con discapacidad, pero también a sus ascendientes y descendiente familiares, así como la exención en el impuesto de sucesiones y donaciones.

Díaz Tezanos ha señalado que estas medidas "son peticiones de los colectivos afectados que nos parecen de total justicia, especialmente en unos momentos en los que el Gobierno está eliminando y desmantelando programas como la Ley para la Dependencia". "Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y qué mejor momento para llamar la atención a los gobiernos, tanto de Madrid como de Cantabria, sobre las graves dificultades que atraviesan los afectados y sus familias debido a unas políticas de recortes que rayan la falta de humanidad", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies