El Pleno aprueba la ordenanza que elimina la distancia entre bares

Pleno de la Corporación
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 15:37:46 CET

El Gobierno reabrirá el aparcamiento provisional de Puertochico

SANTANDER, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Santander ha aprobado este viernes, con el voto a favor del PP y la abstención de PSOE y PRC, la ordenanza que elimina la obligación de que exista una distancia entre bares.

La denominada Ordenanza para el Control Ambiental de Instalaciones y Actividades es "buena", ha contado con el "diálogo y participación" de los sectores implicados, fundamentalmente vecinos y hosteleros, y servirá para "dinamizar la actividad urbana", ha defendido el alcalde, Íñigo de la Serna, quien ha reiterado, palabra por palabra, la "garantía de absoluta protección de los derechos de los vecinos al descanso".

Sin embargo, tanto socialistas como regionalistas han coincidido en dudar de su aplicación efectiva, a pesar de que la ordenanza es "técnicamente buena", puesto que Santander aún no dispone de un mapa de ruido y de un plan de acción.

Así, la concejala del PRC, Amparo Coterillo, ha considerado "incongruente" que se elimine la distancia entre bares cuando aún no se ha elaborado el mapa de ruido de la ciudad, e "irresponsable" por las consecuencias que podría tener la aplicación del mismo. "¿Es barra libre hasta que haya mapa de ruido? ¿Y después qué, tabla rasa?", se ha preguntado la edil, que ha pedido posponer la aprobación de la ordenanza hasta que estén los mapas de ruido.

También ha censurado que "no se puede dejar en terceros el cumplimiento de la ordenanza", en alusión a las denuncias por infracciones, y ha pedido un periodo de adaptación para que todos los establecimientos cumplan las normas.

La concejala ha insistido en que, aunque la eliminación de la distancia entre bares afecta solo a los que no tienen música, el tránsito de personas y su actividad genera molestias y ruido a los vecinos, que así se lo han transmitido a todos los grupos, ha dicho.

La concejala socialista, Eugenia Gómez de Diego, ha criticado que el Ayuntamiento, en un tema "tan sensible", en vez de buscar el consenso "ha preferido dejarlo todo al periodo de información pública".

Ha insistido en la necesidad de contar primero con un mapa de ruido, algo "de sentido común", y ha advertido que al aprobarse así se pueden generar "nuevos problemas".

El alcalde ha replicado que la ordenanza impulsará el "progreso" y adaptará Santander a los nuevos tiempos, además de generar actividad económica y "empleo de calidad".

En este sentido, ha afirmado que dinamizará el centro urbano, "dará vida los domingos", y resolverá un "problema importante" del sector como es el relativo a la extracción de humos.

De la Serna ha explicado que los mapas de ruidos no se pueden incluir en la ordenanza, pero ha asegurado que "se va a garantizar, sea cual sea el mapa de ruido", el derecho de los vecinos al descanso.

APARCAMIENTO EN PUERTOCHICO

Por otra parte, el portavoz del equipo de Gobierno, Antonio Gómez, ha anunciado que el Gobierno ha iniciado los trámites para volver a abrir al público el aparcamiento provisional de Puertochico que se creó tras la demolición de la antigua sede del Ejecutivo y que lleva cerrado dos años.

En respuesta a una moción del PRC en este sentido, el alcalde ha asegurado que el equipo de Gobierno ha reclamado la vuelta al servicio de este aparcamiento de 46 plazas y ha recibido un escrito en el que el Ejecutivo informa de que ha iniciado los trámites para una apertura que el regidor espera que se lleve a cabo "lo antes posible" y así lo solicitará.

Mientras el portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, ha mostrado su "extrañeza" por este anuncio, que los regionalistas llevaban tiempo reclamando y esperando, su homóloga socialista, Judith Pérez, ha denunciado el "despilfarro de recursos públicos" y la "falta de respeto por lo público que tiene el Gobierno" al mantenerlo cerrado durante dos años, así como que el Ejecutivo de Ignacio Diego está "perjudicando una y otra vez a Santander".

Por otra parte, a preguntas del PRC, el concejal de Cultura, César Torrellas, ha anunciado que el plan de bibliotecas estará concluido para la primera quincena de septiembre.

Y a preguntas del PSOE, el portavoz del equipo de Gobierno ha informado que el borrador de la ordenanza para destinar viviendas municipales a alquiler social está en fase de análisis técnico y se presentará a los grupos municipales a mediados de julio. El objetivo es aprobarla "en el menor tiempo posible" siempre cumpliendo con la ley, ha dicho.

ALBERTO PICO

En otro orden, el Pleno ha aprobado por unanimidad cambiar el nombre de la calle Las Quebrantas por el de Alberto Pico, denominación que también llevará el parque del Barrio Pesquero.

El alcalde ha ensalzado al antiguo párrafo del Pesquero, recientemente fallecido, cuya "vida fue ejemplar" y que se "entregó a los más necesitados".