Mazón subraya el efecto "psicológico y real" de la inversión en carreteras y el PP lo ve "más mediático que real"

Actualizado 19/05/2008 22:05:33 CET

Los grupos no alcanzan un acuerdo sobre los proyectos de la Fundación Alto Ebro pese a presentarse una moción y dos enmiendas

SANTANDER, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, defendió hoy que la inversión "extrapresupuestaria" que realizará la empresa pública Gesvican en 20 carreteras para incentivar la actividad en la construcción tendrá un efecto "real" en la economía y también un efecto "psicológico" para dar ""confianza" al sector. Por el contrario, la diputada 'popular' Cristina Mazas cuestionó la medida y opinó que su efecto será "más mediático que real".

Así lo expusieron ambos en el Pleno del Parlamento cántabro, donde la diputada del PP interpeló al consejero sobre esta iniciativa porque, a su juicio, pese a haberse anunciado como inversión "extraordinaria", no es "novedosa".

De hecho, aseguró que doce de las 20 obras previstas (el 62 por ciento) ya figuran en el anexo de inversiones de los Presupuestos cántabros para este año y otras, según las previsiones del tercer Plan de Carreteras, deberían estar ya terminadas, como la variante de Comillas.

Según sus cálculos, de los 63 millones de inversión anunciados por el consejero 38,62 millones corresponden a esas actuaciones que no son nuevas y, en todo caso, la inversión en su conjunto representa una cuantía "ínfima" dentro de la inversión global del presupuesto, por lo cual, cuestionó su capacidad para "relanzar" la economía.

En cambio, el consejero respondió que el anexo de inversiones del presupuesto no es vinculante y señaló que estas 20 actuaciones se acometerán con financiación "extrapresupuestaria", a través de un convenio con la empresa pública Gesvican que, además, no necesitará recurrir a endeudamiento, porque se buscarán fórmulas que impliquen a la iniciativa privada y permitan el pago a partir del año 2011.

El resultado del plan de inversión en carreteras será, a su juicio, una "inyección" de dinero en la economía y también de "confianza" que, a su juicio, "es todo lo que se le puede exigir al Gobierno".

En su opinión, la propuesta del Ejecutivo tendrá "efecto en la economía", un "efecto real" porque los ciudadanos se verán beneficiados de esas obras y también un efecto "psicológico", que consideró fundamental porque en los ciclos económicos también hay "un factor psicológico importante" y hace falta dar "confianza" a los empresarios.

Además, destacó que esa inversión de 63 millones de euros repartida en dos años supondría completar con unos 30 millones cada año las inversiones de su Consejería (que son de entre 70 y 75 millones de euros), o lo que es lo mismo, un incremento del 40 por ciento de la inversión. Y respecto al peso sobre la inversión total del Presupuesto regional, rechazó que sea ínfima y la cifró en el 12 por ciento.

TERCER PLAN DE CARRETERAS.

En cuanto a los plazos de algunas de los proyectos incluidos en el tercer Plan de carreteras, el consejero recordó que el plan incluye más de 200 obras, de las cuales, a día de hoy más de un centenar, o lo que es lo mismo, el 55 por ciento, ya están terminadas o en ejecución.

Por su parte, otro 35 por ciento está en fase de licitación o redacción y en el diez por ciento restante admitió que hay problemas, como el caso de la variante de Comillas que, según dijo, se ha retrasado por la tramitación ambiental. Además, en otros casos se suman las dificultades derivadas del encarecimiento de las obras por el alza del precio del petróleo.

FUNDACIÓN ALTO EBRO.

Al margen de este asunto, el Pleno volvió a debatir también hoy sobre la Fundación Alto Ebro y los recursos vinculados a ella. El PP presentó una moción que reclamaba la "inmediata apertura" de las dotaciones vinculadas a la Fundación y la elaboración, en el plazo de seis meses, de un Plan estratégico del pantano del Ebro para poner en valor los recursos naturales y turísticos de la zona.

En cambio, PSOE y PRC, a través de una enmienda, ofrecieron al PP olvidar la Fundación Alto Ebro y apostar por estudiar la viabilidad de algunos proyectos vinculados a la Zona Red Natura 2000 y a los planes de la Fundación: el centro de actividades ambientales de alta montaña, la central de acogida del Balneario de Fontibre, el centro de interpretación de los cañones del Ebro, y el inicio de una negociación entre el Gobierno y la Confederación Hidrográfica del Ebro para recuperar la concesión de uso de la península de La Lastra.

Ni la moción ni la enmienda prosperaron, como tampoco la enmienda transaccional que propuso en el mismo Pleno la diputada 'popular' Isabel Urrutia para buscar un término medio, dejando a un lado el Plan estratégico del pantano y apostando por el resto de recursos: los señalados por socialistas y regionalistas, junto con los centros ambientales de península de La Lastra y la Posada Ferroviaria.

PSOE y PRC le echaron en cara que presentara la enmienda en el mismo Pleno, sin darles tiempo para estudiarla. Esa posibilidad existe en el Reglamento de la Cámara, pero el regionalista Rafael de la Sierra opinó que el PP "utiliza los medios parlamentarios con fines torticeros", ya que no busca una solución al problema, sino "tener un discurso político". Por su parte, el socialista Martín Berriolope calificó la enmienda de "trampa parlamentaria".

Por lo que respecta al fondo del asunto, la diputada del PP Isabel Urrutia insistió en la necesidad de reactivar los recursos vinculados a la Fundación Alto Ebro y acusó al Gobierno de escudarse en una "escusa falsa" para no hacerlo. A su juicio, "todos los sectores" sociales están "clamando por la puesta en valor de esos recursos" y recalcó que hay un proyecto, pero "lo que no ha habido nunca es voluntad de sacarlo adelante".

Por el contrario, el regionalista Fernando Fernández aseguró que la Fundación Alto Ebro es "inoperante y supone un obstáculo para poder sacar adelante cualquier proyecto vinculado con la zona" y agregó que su futuro "no es otro que la desaparición inmediata". Según dijo, lo que hay que hacer es "defender La Lastra, pero sin lastra" y el Gobierno "debe tomar las riendas para llevar a buen puerto" las iniciativas recogidas en la enmienda conjunta de PSOE y PRC.

En la misma línea, el diputado socialista Arturo Roiz insistió en que la Fundación es "inviable económicamente" y poner recursos públicos en ella supondría meter dinero "en un saco sin fondo". En su opinión, la propuesta del PP es un plan "ruinoso, un cementerio económico", que contrasta con la iniciativa "en positivo y viable" presentada por los grupos que apoyan al Gobierno.