Pocos clientes en los mercados santanderinos, donde algunos puestos han cerrado "por miedo"

Puestos cerrados en el Mercado de la Esperanza
EP
Actualizado 29/09/2010 16:12:21 CET

SANTANDER, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La jornada de huelga general se ha dejado notar en los mercados y comercios santanderinos donde se ven menos clientes de lo habitual y algunos puestos y establecimientos cerrados, en algunos casos "por miedo", según reconocen los comerciantes.

En el Mercado de la Esperanza la incidencia de la huelga está siendo desigual. Así, mientras en el sector de pescaderías se pueden ver bastantes puestos abiertos y algunos clientes, en la planta de carnicería, frutería y otros productos son pocos los que se han decidido a trabajar y menos aún los que se animan a comprar.

Aparte de esa menor actividad, la jornada está transcurriendo con normalidad y, de hecho, a media mañana ni siquiera habían aparecido piquetes por el mercado.

Los comerciantes que han decidido despachar como un día normal no comparten la convocatoria de la huelga y, además, recalcan que a ellos les perjudica, porque si cierran, pierden un día de trabajo y, si abren, hacen menos caja, pero los impuestos hay que pagarlos igual y mañana toca abonar la cuota de autónomos.

"¿Nos la van a pagar ellos?", se pregunta una de las trabajadoras mientras aprovecha para limpiar el puesto ante la escasez de clientes. Otras, explican que los compañeros que han cerrado lo han hecho sobre todo "por miedo". También algunos clientes muestran su rechazo a la huelga, porque no le ven sentido cuando la reforma laboral ya está aprobada.

En las pescaderías reconocen que el martes han vendido más de lo habitual, porque la gente ha aprovechado para hacer sus compras antes de la huelga, pero no ocurre lo mismo en otros puestos.

Por su parte, en el mercadillo semanal este miércoles no ha llegado a ocuparse todo el espacio, ya que sólo se han instalado aproximadamente la mitad de los puestos. No obstante, aquí se observa más afluencia de público.

Por lo que respecta a los supermercados del centro de la ciudad, también se nota que no hay tantos clientes como otros días. Algunos han tenido problemas para abrir por la presencia de piquetes y otros, una vez abiertos, han tenido que cerrar por el mismo motivo, pero a medida que se marchan los piquetes abren de nuevo sus puertas.

Según han explicado los responsables de varios de esos supermercados, no se están produciendo incidencias y, en general, tampoco ha habido problemas para el suministro de los productos frescos de reparto diario.

En cuanto a los comercios y cafeterías, algunos no han abierto y los que se han visto obligados a cerrar por los piquetes reabren sus puertas a medida que se alejan de la zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies