Podemos exige la convocatoria de la 'Mesa del Ferrocarril' la próxima semana

José Ramón Blanco
Europa Press - Archivo
Publicado 10/07/2018 13:30:38CET

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco, ha exigido este martes al Gobierno de Cantabria que convoque para la próxima semana el Grupo de Trabajo sobre Red Ferroviaria de Cantabria o 'Mesa del Ferrocarril' constituida el 8 de agosto de 2017 por mandato del Parlamento autonómico.

En un comunicado, Podemos ha propuesto que esta reunión tenga un como único punto del orden del día la aportación de propuestas para que se sumen las organizaciones representadas en la 'Mesa del Ferrocarril' a la propuesta de volver al consenso sobre el modelo de conexión Santander-Madrid, apostando por un tren de altas prestaciones mixto de pasajeros y mercancias, renunciando a la llegada del AVE a cambio de otras mejoras en materia ferroviaria.

Según ha recordado Podemos, en la 'Mesa del Ferrocarril' están representados, además del Gobierno regional, la Delegación del Gobierno en Cantabria, la Autoridad Portuaria, los Grupos Parlamentarios (Regionalista, Socialista, Popular, Podemos y Mixto), la CEOE-Cepyme, Comisiones Obreras, UGT, Adif, Renfe Viajeros, Universidad de Cantabria, Asociación de Usuarios Feve-Renfe España, Mesa de Movilidad del Besaya y Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía de Santander.

"Es en esta mesa, en la que está representada toda la sociedad, en dónde debemos estar hablando de las infraestructuras ferroviarias para Cantabria y o en los medios de comunicación diciendo cada día una cosa, y al siguiente, su contraria", ha aseverado Blanco.

POLÉMICA Y "USO PARTIDISTA"

Podemos ha criticado el "uso partidista" que, a su juicio, se está haciendo por parte de otras formaciones sobre la cuestión ferroviaria en Cantabria y ha considerado que "es inadmisible".

Así se ha referido a la polémica y cruce de declaraciones que se han producido a raíz de una propuesta planteada por Podemos a finales de junio, y aprobada en el Parlamento de Cantabria, a favor de renunciar al AVE y apostar por la conexión Santander-Madrid a través de un tren de altas prestaciones de pasajeros y mercancias.

Esta propuesta fue aprobada en el último Pleno ordinario antes del 'parón' estival gracias al apoyo del PRC y del diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez. Por su parte, el PSOE y el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio se abstuvieron y el PP voto en contra.

Solo unos pocos días después todos los partidos, a excepción del PP, reiteraron en el Debate del Estado de la Región su apuesta por un tren de altas prestaciones que conecte para el año 2023 Santander con Madrid en un trayecto máximo de tres horas y renunciaron al anuncio del exministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de llevar el AVE hasta Reinosa, una propuesta que encarecía las obras y las prolongaba en el tiempo.

Podemos pronía que a cambio de renunciar al AVE se llevaran a cabo otras mejoras en materia ferroviaria, como la de la Red de Cercanías de Cantabria; un tren de altas prestaciones con Bilbao y que se estudie una línea de altas prestaciones por todo el norte de España que suponga crear un corredor del Cantábrico que conecte Galicia, Asturias y Cantabria con la Y griega vasca.

La aprobación de esta propuesta renunciando al AVE hasta Reinosa ha generado polémica y cruces de declaraciones entre los distintos partidos e hizo que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, tuviera que aclarar el "malentendido" que, a su juicio, había habido con la postura de los regionalistas. Así, aseguró que no solo iba a defender la llegada del AVE a Reinosa sino hasta Santander.

Para Blanco, en esta polémica y "uso partidista" que se está haciendo sobre este tema "en ningún momento" se están anteponiendo las necesidades de Cantabria en materia de infraestructuras o dar solución "al problema real" que, en este ámbito tiene la comunidad, sino que están buscando "titulares fáciles" y un "cruce de acusaciones constante, que sólo persigue arañar un puñado de votos".

Blanco ha alertado de que la Red ferroviaria de Cantabria, y sobre manera la de Cercanías, "languidece tras años de dejadez y abandono" y, por ello, ve "necesario que esta cuestión se aborde de una vez por todas con seriedad, rigor y garantías de que vaya a ir adelante".

"Si no nuestra comunidad seguirá aislada y sin las infraestructuras necesarias para el desarrollo y progreso de Cantabria", ha advertido.