Podemos también exige la "inmediata paralización" de los espigones de La Magdalena

Publicado 21/03/2018 13:38:46CET

SANTANDER, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Podemos Cantabria ha registrado en el Parlamento una proposición no de ley para instar al Gobierno del Estado a la "paralización inmediata" de la obra de los espigones en las playas de La Magdalena y Los Peligros en Santander y exigir "la retirada de las escolleras y que la zona recobre su estado inicial".

El grupo parlamentario, a propuesta de Podemos Santander, solicitará en el pleno del 2 de abril que el Parlamento cántabro inste al Ejecutivo central a "buscar una solución efectiva no agresiva, sin impacto visual ni medioambiental", así como que "se someta a un proceso participativo para que la ciudadanía de Santander enriquezca el proyecto".

El diputado José Ramón Blanco defenderá la iniciativa para la paralización de las obras, con la que la formación morada se suma a las reclamaciones de colectivos sociales, ciudadanos y otros grupos políticos, "ante el rechazo y alarma generalizada entre la población de la capital por el impacto paisajístico que se está ocasionando a una singular playa natural urbana".

En un comunicado, Blanco ha señalado que, "conforme avanzan las obras, dicho impacto es percibido como mucho más grande de lo que evaluaba el estudio ambiental, revelándose grandes diferencias entre las infografías y proyectos y la realidad final".

"Este proyecto no sólo va a suponer la mutilación del icónico paisaje de la bahía si no también el emparedamiento de la emblemática playa de La Magdalena sin necesidad alguna, puesto que existen informes y opiniones avaladas por expertos que así lo manifiestan", ha señalado el diputado.

Además, desde Podemos han criticado que las obras se están realizado "sin haber contado con la población, con una nula participación". "Lo único que ha habido es una especie de acto propagandístico o un sucedáneo de la que debe ser la participación real y efectiva, al no reunir las condiciones necesarias deseables en un proyecto que va a ocasionar una transformación muy significativa en un paisaje emblemático y relevante de la ciudad", ha indicado Blanco.

La formación morada ha dicho que "se realizó una encuesta absolutamente tendenciosa que estaba totalmente dirigida a encubrir, disimular y orientar claramente la opinión de los ciudadanos dando opciones cerradas y extremas", al incluir preguntas como "¿desea una playa de piedra o una playa de arena? ó ¿desea estabilizar la playa, o que el mar se lleve la arena?".