El porcentaje de cántabros que no ahorra para su jubilación aumenta 14 puntos desde 2010, según Caser

 

El porcentaje de cántabros que no ahorra para su jubilación aumenta 14 puntos desde 2010, según Caser

Ancianos, Mayores
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 18:46:09 CET

El 40% de los cántabros considera grave utilizar el Fondo de Reserva de las Pensiones

SANTANDER, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El porcentaje de cántabros que no ahorra para su jubilación ha aumentado 14 puntos desde 2010, pasando del 59 al 73% en 2012, según el Observatorio Caser Pensiones 2012. Estos datos, convierten a Cantabria en la penúltima comunidad menos ahorradora, sólo por delante de Navarra.

El informe destaca por otro lado que sólo el 0,58 por ciento de los cántabros ha utilizado el ahorro para la jubilación para hacer frente a la crisis.

Por lo que se refiere a las causas aludidas por los cántabros para no ahorrar, otra novedad que ha puesto de manifiesto en esta edición el Observatorio, es el efecto que está causando en la población cántabra el retraso de la edad de jubilación a los 67 años.

Por una parte, de 2010 a 2012, se ha incrementado en 15 puntos los que se consideran demasiado jóvenes para ahorrar, pasando del 38% al 53%. A su vez, ha disminuido el porcentaje de personas que pensaban que eran demasiado mayores para empezar a ahorrar, que ha bajado del 30% al 16%, señala el informe, consultado por Europa Press.

Asimismo, el Observatorio ha comenzado a percibir que, lentamente, los cántabros, al igual que el resto de españoles, van admitiendo como idónea para jubilarse una edad legal cada vez mayor. Se intuye una maduración paulatina de la sociedad, aceptando cada vez edades más avanzadas. Asimismo, en Cantabria fijan la edad lógica de jubilación en los 64,25 años, muy similar a la media nacional de 64,5 años.

En cualquier caso, todavía el 46% de la población cántabra --dato inferior al nacional donde este porcentaje es del 52%-- sigue pensando que la edad idónea para establecer la edad legal de jubilación se sitúa en los 65 años y un representativo 21% la fijaría en los 60 años.

EL 40% CONFÍA EN LA SEGURIDAD SOCIAL

Otro dato que aporta el informe es que en 2012, la confianza de los cántabros en el sistema público de pensiones ha subido en ocho puntos respecto a 2011, pasando del 32% al 40%. Además, se ha incrementado también en un punto desde 2010, lo que represente una trayectoria opuesta a la de la media nacional, donde, a pesar de que este año ha remontado la confianza en la Seguridad Social respecto a 2011, la tendencia desde 2009 es a disminuir.

No obstante, y a pesar de este ascenso, los cántabros mantienen su pesimismo y siguen considerando que la probabilidad de que el sistema de pensiones quiebre es alta, situándola en 6,61 sobre 10, dato superior incluso al nacional que se fija en el 6,62.

Respecto a la Seguridad Social, los cántabros, al igual que el resto de españoles, siguen teniendo una visión pesimista sobre su futuro. La mayoría, el 59% --frente al 57% nacional-- cree que reducirá sus pensiones pero no desaparecerá, cosa que sí estima un 18%.

El informe apunta que los cántabros son más benevolentes que el resto de españoles a la hora de valorar la cuantía media de las pensiones públicas. Así, el 36%, porcentaje dos puntos inferior al del año pasado, piensa que las pensiones son escasas y con ellas pasaría necesidad, dato que a nivel nacional es del 47%.

FONDO DE RESERVA

Asimismo, este año el Observatorio Caser ha querido indagar sobre una cuestión de plena actualidad, el posible uso del Fondo de Reserva de las Pensiones ante eventuales dificultades de liquidez del sistema.

El primer dato interesante es que los cántabros están mucho mejor informados sobre este tema que el resto de españoles, ya que el 63% afirma saber lo que es el Fondo de Reserva, este porcentaje en la media nacional sólo alcanza el 39%.

De ese 63% que saben lo que es el Fondo de Reserva, al 40%, le parece grave un posible uso del mismo frente a problemas de liquidez del sistema. El 56% lo considera preocupante, y sólo el 4% lo califica de normal.

En el capítulo de soluciones, los cántabros mantienen su reticencia ante las medidas aprobadas, y muestran poca confianza --incluso menos que la media nacional-- en que el Pacto de Toledo, junto con el Gobierno, consiga resolver el problema de las pensiones.

Son mayoría los partidarios, como en el resto de España, de poner en marcha medidas que fomenten el incremento de la natalidad, aumentar las cotizaciones de las empresas o dar mayores ventajas fiscales.

Finalmente, el informe indica que más de la mitad de los cántabros, el 54%, considera que la responsabilidad de que las personas mayores dispongan de una pensión digna y suficiente el día de mañana es responsabilidad compartida del Estado y los individuos.

Esto supone un cambio respecto a 2011, año en que ese dato era cinco puntos superior. También a nivel nacional ese porcentaje se ha reducido en diez puntos respecto a 2011, cuando alcanzaba el 59%.

CC.AA MÁS Y MENOS AHORRADORAS

La encuesta por comunidades autónomas revela una bajada generalizada en el porcentaje de ahorradores, con la excepción de Galicia y Canarias, donde el porcentaje ha subido.

La comunidad más ahorradora es por tercer año consecutivo el País Vasco, donde el 45% de los encuestados afirma ahorrar para la jubilación, seguida de Madrid (el 37%).

En el polo opuesto, las comunidades menos ahorradoras son Navarra (26%) y Cantabria (27,4%).

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies