El PP califica de "grotesca" la actitud del PSOE al no acudir a la cita que solicitó sobre la deuda del Estado

Luis Carlos Albalá
PP
Actualizado 29/09/2011 16:01:44 CET

SANTANDER, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El diputado 'popular', Luis Carlos Albalá, ha censurado este jueves la actitud "totalmente irresponsable y grotesca" de la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Rosa Eva Díaz Tezanos, al no acudir a la reunión con la consejera de Economía del Gobierno de Cantabria, Cristina Mazas, y con la vicepresidenta y titular de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, para recibir de primera mano la documentación que solicitó sobre la deuda del Estado.

En un comunicado, el diputado dijo no recordar precedentes en la historia política de Cantabria de que dos consejeros del Gobierno citen a una reunión "bien intencionada" a un portavoz de la oposición para explicarle las cifras que se están manejando en relación con la deuda del Estado y que la respuesta recibida sea no acudir a esa reunión.

El portavoz de Economía del PP cántabro ha calificado de "irresponsabilidad supina" el proceder de la dirigente socialista declinando asistir a una reunión que su propio partido había solicitado para decidir si se suma al documento de compensación de deuda que el Ejecutivo de Ignacio Diego propondrá al Gobierno de España.

Para el parlamentario regional se ha demostrado que el "interés y la disposición a colaborar de la que presumen los socialistas cántabros no es más que un brindis al sol" y, según ha dicho, probablemente se ha visto "sorprendidos y superados" al comprobar que su reclamación de "información rigurosa" sobre la compensación de la deuda había sido aceptaba, "puesto que lo único que buscaban era recibir el no por parte del Gobierno de Cantabria para después poder criticar esa negativa".

"Quizá es que el PSOE prefiere no conocer las explicaciones del Gobierno de Cantabria para no hacerse reo de esa realidad", ha apuntado Albalá, para quien "la intención soterrada" de los socialistas es que "no quieren colaborar en la solución que se está proponiendo".

En este sentido, ha considerado que los socialistas parecen tener una estrategia política prefijada entorno al documento de compensación de deuda propuesto por el Gobierno de Cantabria y su intención es no adherirse desde el primer momento. "Por eso prefieren no enterarse de una manera oficial que el Estado debe a Cantabria 194 millones de euros por las obras de Valdecilla o que el Estado nos debe dinero por el capítulo de financiación autonómica".

En opinión de Albalá el modo de actuar de los socialistas cántabros ante uno de los mayores problemas de la comunidad es "muy poco serio" y "Cantabria no está para risas en estos momentos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies