El PP censura la "indecencia política" de la oposición respecto a las cuentas de Cantabria

  Luis Carlos Albalá
PP
Actualizado 29/02/2012 18:50:33 CET

Albalá asegura que "lo que realmente da miedo a los cántabros" es "descubrir lo que PRC y PSOE ocultaron en los cajones"

SANTANDER, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Economía del Partido Popular en el Parlamento de Cantabria, Luis Carlos Albalá, ha calificado este miércoles de "indecencia mayúscula" la actitud de los grupos parlamentarios de la oposición que "no sólo siguen sin hacer autocrítica de su pésima gestión al frente de las finanzas de Cantabria, sino que continúan tratando de engañar a la opinión pública".

El parlamentario del PP se ha pronunciado así a raíz de las últimas declaraciones de los portavoces de la oposición acusando al Gobierno de atemorizar a los ciudadanos para justificar las medidas del Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de la Administración.

En palabras de Luis Carlos Albalá, "donde PSOE y PRC ven una estrategia para generar miedo simplemente hay un ejercicio de transparencia".

A este respecto, señaló que "el Gobierno del Partido Popular está contando a los ciudadanos la verdad de las cuentas regionales que los anteriores gestores trataron compulsivamente de ocultar".

En este sentido, el portavoz de Economía del PP dijo que "lo que realmente da miedo a los cántabros es descubrir todo lo que regionalistas y socialistas ocultaron en los cajones del Gobierno", como las 83.000 facturas pendientes de pago por la deuda sanitaria por valor de 261 millones de euros.

Para Luis Carlos Albalá, es una "indecencia política" que la portavoz de los socialistas cántabros, Rosa Eva Díaz Tezanos, "siga afirmando que el Gobierno PRC-PSOE dejó Cantabria con unas de las cuentas más saneadas de todas las comunidades de España, cuando lo cierto es que dejaron a Cantabria al borde del abismo económico como demuestra la cifra del déficit conocida esta semana".

"El bipartito PSOE-PRC escamoteó información al Ministerio de Economía y Hacienda, a la Intervención General del Estado y a todos los ciudadanos para maquillar su mala gestión. Por su mala cabeza han quedado endeudadas las próximas generaciones de cántabros", sentenció Albalá.

El diputado regional recordó que, "como ocurre en cualquier economía familiar, el déficit se produce cuando se gasta mucho más de lo que se ingresa" y afirmó que "fueron los grupos que apoyaron los gobiernos de Miguel Ángel Revilla los que dilapidaron los recursos de los ciudadanos cántabros hasta el extremo de comprometer el futuro de Cantabria".

"Esa política del despilfarro aplicada durante ocho años es precisamente lo que ha obligado al Ejecutivo de Ignacio Diego a adoptar una serie de ajustes con los que garantizar la viabilidad de la autonomía puesta en riesgo por socialistas y regionalistas", añadió.

Albalá lamentó que, "lejos de hacer una mínima autocrítica de su gestión", desde el PSOE y el PRC se quiera seguir engañando a los ciudadanos, como hicieron durante años, sin reconocer que "han comprometido seriamente la prestación de servicios básicos".

"No obstante, el actual Gobierno de Cantabria está empeñado en proporcionar, sin merma de la calidad, los servicios públicos que ellos dejaron comprometidos", ha defendido, incidiendo en que a eso se dirigen las medidas extraordinarias de ajuste contempladas en el Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de la Administración regional.

"Esto es algo que no ocurría con el Ejecutivo PRC-PSOE, cuyos Planes de Reequilibrio Financiero para la región no dudaban en recortar fuertemente las políticas sociales - sanidad, educación, universidad o bienestar social - y eso es lo que el actual gobierno no va a consentir", concluyó Luis Carlos Albalá.