PP critica a PRC por usar el proyecto de espigones "según le convenga en cada momento"

Publicado 20/03/2018 17:44:32CET

SANTANDER, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, José Ignacio Quirós, ha criticado el "cinismo y los bandazos" del PRC, que utiliza "de manera vergonzosa" el proyecto para la estabilización de las playas de los Bikinis, la Magdalena y Los Peligros "según le convenga en cada momento".

Quirós se ha referido así en un comunicado a la iniciativa anunciada este martes por los regionalistas para pedir la paralización de las obras de estabilización de las playas, una propuesta que ha tachado de "oportunista" y que, a su juicio, demuestra la "falta de criterio" del PRC y su "cobardía política".

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente ha recordado que hace solo unos meses los regionalistas en el Gobierno de Cantabria recurrieron este proyecto y al final terminaron desistiendo del proceso judicial al quedar conformes con los informes y estudios adicionales encargados por el Ministerio de Medio Ambiente.

"El PRC conoce de sobra los procedimientos, ha hecho uso de ellos y ha dado por buenas las obras", ha apostillado Quirós, que ha reclamado a los regionalistas "coherencia" con sus propias decisiones y "valentía para dar la cara por ellas".

Frente a la actitud de los regionalistas, el responsable municipal de Medio Ambiente ha defendido la actuación del Ayuntamiento, que alegó cuando correspondía, planteó sus alternativas y aceptó las medidas propuestas por la Dirección General de Costas y las razones para optar por la solución adoptada.

"Ante dos alternativas que cumplen por igual el objetivo de garantizar la continuidad de las playas y que, según se puso de manifiesto en el procedimiento de evaluación ambiental, tienen un grado de integración en el entorno similar, el Ayuntamiento asumió la solución adoptada por Costas que, además, es la que consideró más idónea la Universidad y la que eligieron mayoritariamente los ciudadanos", ha señalado.

En esta línea, y tras insistir en que "la alternativa, si no se actúa, es quedarse sin playas", el concejal de Medio Ambiente ha hecho hincapié en que el proyecto "ha sido ampliamente debatido, analizado, meditado y consultado".

"Llevamos al menos doce años hablando de este proyecto", ha enfatizado Quirós, quien ha recordado que, antes de tomar ninguna decisión, el Ministerio de Medio Ambiente encargó un estudio a la Universidad de Cantabria (UC) sobre la situación de estas playas, las causas de su progresivo deterioro y las posibles soluciones.

Después, con las conclusiones de este estudio, ha señalado que se consultó a los ciudadanos para conocer su opinión ante "una decisión de gran calado e importancia para la ciudad". Y, según ha precisado Quirós, "los santanderinos lo tuvieron claro".

"Más del 90% de los ciudadanos que participaron en las encuestas apostaron por actuar para evitar la desaparición de las playas y, de entre las alternativas propuestas, la que se está ejecutando fue la que obtuvo mayor respaldo ciudadano", ha añadido el edil.

El concejal ha resaltado además que el proyecto ha seguido toda la tramitación administrativa y ambiental exigida, se ha sometido a consultas de organismos públicos y privados, de asociaciones conservacionistas y de otros colectivos, y cualquier ciudadano ha podido presentar alegaciones.

"Entendemos que, a pesar de ello, haya opiniones a favor o en contra y respetamos todas las opiniones. Pero lo que no es de recibo es sacarse cada día un conejo de la chistera, como hace el PRC, para no mojarse nunca y seguir poniendo trabas a un proyecto necesario que cuenta con el aval de los técnicos, el respaldo de los ciudadanos y las garantías ambientales", ha concluido.