PP dice que el nuevo modelo de aportación farmacéutico es "más justo, solidario y equitativo" que el que había con PSOE

Eduardo Van Den Eynde, Portavoz Del PP En El Parlamento De Cantabria
PP
Actualizado 03/07/2012 18:27:43 CET

Van den Eynde destaca que "por primera vez en la historia, los parados sin prestaciones no pagarán nada por sus medicamentos"

SANTANDER, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Popular en el Parlamento de Cantabria, Eduardo Van den Eynde, ha indicado este martes a la secretaria general de los socialistas cántabros, Rosa Eva Díaz Tezanos, que la aportación farmacéutica ya existía con el Gobierno del PSOE y que lo que ha hecho el Ministerio de Sanidad ha sido "modificar la participación de los usuarios en el pago de los medicamentos teniendo en cuenta la renta, la edad y el grado de enfermedad", para que el nuevo modelo sea "más justo, solidario y equitativo".

"La aportación del usuario en función de la renta en la prestación farmacéutica es un sistema más solidario y equitativo que el aplicado por el PSOE, porque pagan más los que más tienen, y menos o nada los que tienen menos", ha subrayado Eduardo Van den Eynde, que también ha destacado que "con la reforma impulsada por el Gobierno del PP, por primera vez en la historia, los parados sin prestaciones, --que en Cantabria son el 45% de los parados registrados y que hasta ahora pagaban el 40%--, no pagarán nada por sus medicamentos".

El portavoz parlamentario del PP ha respondido así, a través de un comunicado, a las críticas efectuadas en rueda de prensa por la dirigente socialista al nuevo sistema de aportación de los usuarios en farmacia --conocido como el copago farmacéutico-- que entró en vigor el pasado domingo. Según el PSC-PSOE, el "repago" farmacéutico pondrá "en riesgo" la salud de los ciudadanos y afecta especialmente a las capas sociales "más vulnerables" y con mayores "necesidades", como jubilados y pensionistas.

Se trata, en opinión de Van den Eynde, de unas declaraciones con las que Díaz Tezanos "no sólo falta a la verdad, sino que, de manera irresponsable, genera inquietud entre los ciudadanos".

"El criterio aplicado por el PP hace más progresiva y equitativa la aportación farmacéutica", ha dicho Van den Eynde, quien ha subrayado que con el Gobierno socialista los activos ya pagaban el 40% de los medicamentos, con independencia de la renta, por lo que ha negado que haya sido el Gobierno del PP quien ha introducido el "repago", tal y como indican de manera "torticera" desde el PSOE cántabro.

"Ahora los activos pagarán un 50% si su renta se sitúa entre 18.000 y 100.000 euros anuales, y un 60% si se trata de rentas superiores a los 100.000 euros, mientras que el porcentaje para las rentas inferiores a 18.000 euros anuales no se ha modificado", ha subrayado el portavoz del PP, quien ha hecho hincapié en que este sistema en función de la renta es "más justo" que el aplicado por los socialistas.

Asimismo, Eduardo Van den Eynde ha destacado que, además de tener en cuenta la renta, "el modelo actual tiene en cuenta la edad; aportan menos los mayores y los pensionistas; y protege a los que padecen enfermedades crónicas y más graves y a los que más lo necesitan: los parados de larga duración, sin prestación ni renta, y los mayores con ingresos reducidos".

Eduardo Van den Eynde ha subrayado que el objetivo de las reformas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en materia sanitaria no es otro que "devolver la tranquilidad y la confianza" a los ciudadanos en el futuro del Sistema Nacional de Salud, en su sostenibilidad y en la calidad y seguridad de sus prestaciones, haciendo del mismo un sistema "más equitativo, flexible, moderno y eficiente", ha recalcado.

"El Gobierno del PP está arreglando el desastre socialista para garantizar una Sanidad Pública universal, gratuita y de calidad", ha sentenciado Van den Eynde, tras recordar que "los socialistas heredaron la mejor sanidad pública de nuestra historia y nos han dejado una sanidad pública con una deuda insostenible".

Finalmente, Eduardo Van den Eynde ha hecho hincapié en que, pese a lo que "traten de hacer creer" desde el PSOE, se ha descartado que los ciudadanos paguen por la asistencia sanitaria, una "línea roja" que la comunidad autónoma no estaba dispuesta a sobrepasar.