PP ganaría 9 ayuntamientos con la elección directa de alcalde

 

PP ganaría 9 ayuntamientos con la elección directa de alcalde

Actualizado 31/08/2014 13:16:49 CET

Por su parte, el PRC sumaría seis nuevos consistorios y perdería tres, mientras que el PSOE se quedaría como está

SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PP ganaría nueve ayuntamientos en Cantabria y perdería cinco si gobernase en cada municipio la lista más votada, como ha propuesto este partido de cara a la reforma del sistema electoral, y siempre y cuando se aplicasen en la región los resultados logrados en los comicios de 2011.

Además de sumar esos nueve consistorios, --donde los 'populares' cosecharon más votos hace tres años pero una coalición de la oposición (PRC-PSOE) les arrebató la Alcaldía--, habría que añadir dos más, Mazcuerras y Torrelavega, en los que el alcalde del PP ha sido desalojado por sendas mociones de censura de regionalistas y socialistas.

Al tiempo, la formación que en Cantabria lidera Ignacio Diego se aseguraría la Alcaldía en los principales municipios de la región, como la propia Torrelavega, la segunda ciudad de Cantabria, o Camargo -donde obtuvo mayoría absoluta por un escaso margen de votos-, Castro Urdiales, y Laredo, que siguen a la capital del Besaya en población.

Las nuevos municipios regidos por el PP serían Anievas, Arenas de Iguña, Bárcena de Cicero, Miera, Reinosa y Santiurde de Toranzo, (donde ahora el alcalde es del PRC, y gobierna con apoyo del PSOE), y también Liérganes, Limpias y Rasines, (en los que el actual regidor socialista dirige el municipio con la ayuda de los regionalistas).

Y los cinco ayuntamientos en los que los 'populares' ostentan esta legislatura el bastón de mando, merced al apoyo de PRC o PSOE, pero que tendrían que cederlo en favor de la lista más votada serían Ampuero, Molledo y Villaescusa, (donde gobiernan bipartitos PP-PRC aunque fue el candidato socialista el más votado) y Ruiloba y Vega de Pas (donde un pacto 'popular'-socialista desbancó al PRC de la Alcaldía).

También habría cambios en Las Rozas de Valdearroyo, municipio campurriano gobernado por una formación independiente pero con el apoyo del PP, y que pasaría a ser del PRC, por ser la lista más votada en mayo de 2011.

Los de Miguel Ángel Revilla ganarían otros dos ayuntamientos más, Ruiloba y Vega de Pas (gobernados ahora también por el PP), es decir, tres en total, pero perderían el doble, seis: Anievas, Arenas de Iguña, Bárcena de Cicero, Miera, Reinosa y Santiurde de Toranzo, ayuntamientos todos ellos en los que el alcalde regionalista tiene el apoyo de los socialistas y que pasarían a ser del PP.

Por su parte, el PSOE, tercera fuerza política en Cantabria, se quedaría como está, ya que sumaría tres Alcaldías (Ampuero, Molledo y Villaescusa) pero restaría otras tantas (Liérganes, Limpias y Rasines), además de Mazcuerras y Torrelavega, a las que accedió en mitad de la legislatura por mociones de censura y pactos de gobierno con el PRC (en noviembre de 2013 y enero de 2014, respectivamente).

Así las cosas, en total, y siempre según los resultados de mayo de 2011, la elección directa de alcalde afectaría a 15 de los 102 ayuntamientos cántabros (17 si se incluyen Mazcuerras y Torrelavega).

PP ASEGURARÍA LA ALCALDÍA EN LOS MUNICIPIOS MÁS GRANDES

Pero, además de sumar nuevos municipios, con la elección directa planteada por el PP, este partido se aseguraría el gobierno de las ciudades más grandes de Cantabria, al margen de Santander, donde a priori la medida no influiría, puesto que los 'populares' siempre han ganado con holgada mayoría en la capital. De hecho, en 2011 Iñigo de la Serna logró 18 de los 27 ediles que forman la Corporación municipal, de modo que PSOE se quedó con cinco y PRC con cuatro concejales.

Así, los 'populares' tendrían garantizada la Alcaldía en Torrelavega, donde la lista de Ildefonso Calderón fue la más votada y gobernó en minoría hasta enero de este año, cuando PSOE y PRC presentaron una moción de censura (varios meses después de anunciarla) y la socialista Lidia Ruiz Salmón se quedó con el bastón de mando.

También afianzaría el PP la Alcaldía de Camargo, a la que Diego Movellán accedió con una ajustada mayoría absoluta, de modo que, aún perdiendo esa mínima ventaja, su partido seguiría gobernando.

En otra de las villas más pobladas, Castro Urdiales, el PP se beneficiaría igualmente de la elección directa de alcalde, toda vez que ahora dirige el Consistorio su cabeza de lista, Iván González, aunque en minoría y con el apoyo del PRC.

De igual modo, en Laredo, otro de los principales núcleos, se reforzaría la victoria 'popular', pues la candidatura de Ángel Vega fue la lista más votada. Y aunque se unió a los regionalistas para gobernar, ese pacto se rompió el pasado junio y, desde entonces, el PP dirige la villa pejina con el apoyo de dos concejales del PRC que han sido expulsados del partido.

Lo mismo sucedería en Reinosa, donde si bien la lista más votada es la 'popular', los regionalistas gobiernan en coalición con los socialistas. La medida, en principio, también beneficiaría al PP en Santoña, villa en la que los 'populares' gobiernan, pero con la ayuda de un edil del PRC y otro de un partido falangista.

APOYO DEL PP Y RECHAZO DE LA OPOSICIÓN

Tras la propuesta de elección directa de alcalde hecha por el líder del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se han producido diferentes reacciones, basadas fundamentalmente en el apoyo de esta formación y el rechazo de la oposición.

Así, en Cantabria, el vicesecretario de Política Local de los 'populares', Santiago Recio, ha subrayado el apoyo del partido a la medida, que considera "democrática" y "regeneracionista". Con la misma se materializaría, además, un compromiso que figura en el programa electoral del PP.

Por su parte, el vicesecretario de Estudios y Programas y alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, considera que "en las urnas, como en el deporte, al que quede tercero no deberían darle la medalla de oro".

Y el alcalde de Santander y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Iñigo de la Serna, ha apostado por arbitrar las medidas necesarias para que los ayuntamientos sean gobernados por la lista más votada, algo que, en su opinión, "respondería con más fidelidad a la voluntad ciudadana, reflejada en las urnas".

Desde el PSOE cántabro, el secretario de Política Institucional, Ramón Ruiz, considera "un atentado a la democracia municipal" la pretensión del PP de modificar "a ocho meses de las elecciones" la ley para elegir alcalde al cabeza de la lista más votada, y ha denunciado el apoyo de Iñigo de la Serna a dicha reforma, lo que en su opinión "demuestra que no representa a los municipios de España y sí al PP".

En el PRC, su vicesecretario general, Rafael de la Sierra, está a favor de que se debata sobre el sistema electoral, pero en contra de que se tomen decisiones "a cuatro meses de las elecciones". Cree además que sería una "barbaridad" plantear que gobierne la lista más votada "a pelo", extremo que daría lugar a resultados "antidemócraticos" en muchos municipios cántabros.

De todas formas, De la Sierra considera que, a nivel nacional, la propuesta otorgaría "un gran beneficio electoral" a los 'populares' ya que, previsiblemente, en mayo de 2015 "bajarán en votos y perderán muchas mayorías absolutas".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies