El PP no descarta pactar con el PRC y dice que en la anterior legislatura "no estaba dispuesto a bajarse los pantalones"

Actualizado 18/06/2006 21:22:50 CET

Diego asegura que el pacto se rompió "por la ambición de Revilla" y que de no conseguir mayoría absoluta hará "lo normal en política"

SANTANDER, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, aseguró que el pacto de gobierno con el PRC en la pasada legislatura se rompió debido a "la ambición personal" de Miguel Ángel Revilla, que "quería la Presidencia", cuando "el PP no estaba dispuesto a bajarse los pantalones". De cara a las próximas elecciones y preguntado por la posibilidad de que se dé un escenario de ausencia de mayorías absolutas, Diego no descartó volver a pactar con los regionalistas, pero señaló que el PP "hará lo que es normal en política, con los márgenes que se den para poder hacerlo".

En una entrevista concedida a RNE, y recogida por Europa Press, el presidente del PP cántabro consideró que "durante ocho años de gobierno" el pacto PP-PRC "generó estabilidad y resultados tangibles".

Sin embargo, "después de tantos años en política, perdiendo elección tras elección", el secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, "vio la ocasión que le brindaba el PSOE de ser presidente de Cantabria" y "cedió a esa tentación".

"Ahora lleva tres años disfrutando un premio, disfrutando, que no asumiendo todas las responsabilidades que conlleva el cargo de ser presidente del Gobierno", manifestó Diego, que reconoció que en la anterior legislatura el PRC "tenía un papel menos relevante" en el Gobierno de coalición con el PP.

RELACIONES PP-PRC

Preguntado por las relaciones que hay en la actualidad entre ambos partidos y la querella por injurias interpuesta contra su persona por el propio Miguel Ángel Revilla, Diego apuntó que "no hay que desproporcionar lo que hay", porque, a su modo de ver, "hay unas relaciones lógicas entre Gobierno y oposición", teniendo en cuenta que "el Gobierno además mete la pata con demasiada frecuencia y la oposición es la mayoría de los ciudadanos de Cantabria". "Y esa mayoría pesa e incomoda mucho", remachó.

"Que Revilla y yo no somos íntimos compañeros de comida es cierto también", reconoció el presidente del PP de Cantabria, si bien señaló que "tampoco comían muy a menudo el señor Revilla" y "destacados miembros del PSOE en las legislaturas anteriores" y "se decían alguna cosa que a unos y a otros no les hacía gracia y además con bastante frecuencia", a pesar de lo cual finalmente se materializó el pacto PSOE-PRC.

En este mismo orden de cosas, y preguntado por si han existido contactos entre el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, y Revilla para tratar acerca de un posible pacto, Diego señaló que el que "el señor Revilla se ocupara primero de contarlo para posteriormente desmentirlo" le lleva "casi a confirmar lo dicho" porque "se sabe que cuando Revilla dice algo está mintiendo". "Tiene afición a mentir, pero es por afición no por mala idea", apostilló.

MAYORÍA ABSOLUTA

Pero al margen de estas consideraciones, el presidente del PP de Cantabria aseguró que el objetivo para su partido es alcanzar "la mayoría absoluta" y para ello desea "recuperar la confianza" de los ciudadanos de Cantabria, que tienen "una sensación de frustración" por los "incumplimientos" del Gobierno de Cantabria, según afirmó.

"El PP para la próxima legislatura va a proponer a los ciudadanos tanto a personas como propuestas con una sólida base y una creíble capacidad de gestión". "Tienen que vernos capaces de responder", recalcó.

Al respecto, aseguró que, desde su punto de vista, el hecho de estar en la actualidad en la oposición, tanto en Cantabria como a nivel nacional y que se esté produciendo un relevo generacional en el Partido, no son inconvenientes, sino "ventajas".

Así, manifestó que estar en la oposición en Cantabria ha puesto al PP "en la situación de estar en permanente contacto con la gente y continuamente abiertos" y que, a nivel nacional, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero "aporta enormes dosis de incertidumbre con su revisión histórica, su desmembramiento de España, olvidar todo lo hecho por ETA y ceder a las presiones de los terroristas", lo que "lastra al Gobierno socialista".

Por lo que respecta al "relevo generacional" en el Partido, Diego indicó que "muchas de las personas del Gobierno anterior siguen cerca del PP aportando experiencia" y, al tiempo, "hay una nueva gente, una nueva generación" que "asumen responsabilidades al máximo nivel en el PP y que también cuentan con experiencia, que hacen que el mensaje del PP ilusione por la renovación y la juventud" y a la vez "por la experiencia".

Finalmente, preguntado por la elección del candidato a la Alcaldía de Santander en los próximos comicios municipales, el presidente del PP de Cantabria aseguró que si por él fuera "ya estaba presentado" porque "está decidido desde hace ya meses". "Creo que el candidato elegido es el mejor" y "va a suponer un revulsivo dentro del propio equipo y va a añadir ilusión", concluyó Diego.