El PP plantea en sus enmiendas la reducción de aportaciones a sociedades públicas y la supresión de entidades

Actualizado 06/12/2009 18:26:11 CET

SANTANDER, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular ha planteado en sus enmiendas a los presupuestos generales de Cantabria (PGC) para 2010 una serie de medidas que responden al principio de austeridad, entre ellas la reducción de aportaciones a entidades, fundaciones y sociedades públicas e incluso la supresión de algunos de estos organismos.

"Consideramos que siempre es necesario, pero más en un momento de crisis económica, tener una Administración eficiente y, en este sentido, la Administración tendría que ajustarse el cinturón para destinar parte del gasto que consumen las Administraciones Públicas a cuestiones que en estos momentos son muy necesarias, como aquellas que mejoren el bienestar social de los ciudadanos o incrementen las inversiones para dinamizar la actividad económica y, por consiguiente, la creación de empleo", aseveró la diputada regional portavoz de Economía del PP, Cristina Mazas.

La parlamentaria detalló que entre las enmiendas presentadas por su grupo se encuentra la reducción de las aportaciones a las Fundaciones y Sociedades Públicas en un 30 por ciento.

"Ahora mismo se está consignando por parte del Gobierno Regional una gran cantidad de transferencias de dinero, cercanas a los 120 millones de euros, que llegan a esas sociedades públicas", indicó Mazas, que apuntó en que "una gran parte de este dinero" va a financiar gastos corrientes de estas sociedades públicas.

Asimismo, según la diputada regional, en el Partido Popular también consideran importante que la propia Administración realice durante el ejercicio 2010 una rebaja de un 10 por ciento en sus gastos improductivos, tanto del Gobierno de Cantabria como de los organismos y sociedades públicas.

Sin embargo, Mazas precisó que esta reducción debe afectar a gastos improductivos que "en ningún caso" afecten a gastos necesarios como puedan ser los relacionados con la Sanidad, la Educación y el Bienestar Social.

Cristina Mazas explicó que otro de los aspectos que se recogen en las enmiendas presentadas por el PP a los Presupuestos para el año 2010 y que ya anunció Ignacio Diego en el Debate de la Enmienda a la Totalidad es "la reorganización administrativa, eliminando dos consejerías cuyas competencias serían reubicadas dentro de otras consejerías que ahora mismo forman parte del Gobierno de Cantabria".

En el debate parlamentario, Diego citó expresamente a las Consejerías de Cultura, Turismo y Deporte, y la de Empleo y Bienestar Social, cuyas funciones pasarían a otros departamentos.

El Partido Popular también propone a través de sus enmiendas "la supresión de aquellos organismos, entidades y sociedades públicas cuyas funciones se puedan realizar por el propio Gobierno".

"A lo largo de los últimos seis años se han ido descentralizando muchas de las actuaciones que realiza el Gobierno regional y esas competencias han sido asumidas por organismos o sociedades públicas. Nosotros pensamos que en este momento debe ser el propio Gobierno de Cantabria a través de sus distintas consejerías el que preste esos servicios y ahorrarnos el gasto de esos organismos y sociedades públicas que se han creado", aseveró la diputada regional.

Además, según Cristina Mazas, "a lo largo de 2010 también deben suprimirse otras encomiendas de gestión que se han venido realizando por parte de la Administración a organismos y sociedades fuera de la Administración y que se reduzcan en un 50 por ciento los gastos relacionados con la asesoría y los gastos de gabinete".

La portavoz de Economía concluyó diciendo que el objetivo del PP es que la rebaja en todos estos conceptos sea destinada a aquellas partidas de gasto que puedan crear dinámica económica para que se pueda crear empleo.

"Lo que pretendemos a través de nuestras enmiendas es llevar a cabo un principio importante para el Partido Popular en un momento de crisis económica: el de la austeridad en las cuentas públicas, la austeridad en la Administración, para lograr una Administración eficiente y destinar parte de los gastos a cuestiones más necesarias en estos momentos como son los destinados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y aquellos que puedan generar la creación de empleo en Cantabria", concluyó Mazas.