El PP prevé un inicio de curso escolar "desastroso"

María José Sáenz Buruaga
EUROPA PRESS
Publicado 05/09/2018 13:38:59CET

Buruaga cree que el Gobierno tiene "más magen que el que aparenta" para buscar una salida al conflicto y apuesta por el "equilibrio"

SANTANDER, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PP augura un inicio del curso escolar "desastroso" en Cantabria y ha acusado al consejero de Educación, el socialista Francisco Fernández Mañanes (PSOE), y al presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), de no "mover un solo dedo" ni hacer "nada" para "reconducir la situación", "evitar la huelga" de docentes del día 7 y "devolver la estabilidad al sistema educativo" tras hacerlo "saltar por los aires".

Así lo ha afirmado este miércoles, en rueda de prensa, la presidenta de los 'populares' cántabros, María José Sáenz de Buruaga, que cree que el Gobierno tiene "más margen que el que aparenta" para intentar buscar una salida al conflicto generado por los cambios en el calendario escolar y en la jornada escolar reducida de septiembre y junio, aunque ha reconocido que "ahora ya es más complicado" encontrar una salida ante el inminente inicio de curso.

La líder del PP ha opinado que a día de hoy no se conoce "un solo movimiento ni una sola acción" del consejero para evitar la huelga y después para devolver al sistema educativo la estabilidad que se ha perdido, a su juicio, por un "error monumental" del Gobierno PRC-PSOE al tocar el calendario escolar, generando, a su juicio, "problemas donde no los había", algo que ha achacado tanto a Fernández Mañanes como a su antecesor, Ramón Ruiz.

"El consejero (Mañanes) dice que ha hecho todo lo que ha podido. Pues si de verdad ha hecho todo lo que ha podido y de verdad no puede hacer más, lo que tiene que hacer es marcharse a su casa, porque esto no puede continuar así", ha opinado Sáenz de Buruaga.

CRÍTICAS A REVILLA Y MAÑANES

La líder del PP ha subrayado que es "responsabilidad" del titular de Educación y de Revilla el "garantizar un normal inicio del curso escolar y devolver la paz social a la educación de Cantabria. Sin embargo, les ve a "otras cosas".

Y en cuanto a Revilla, la dirigente 'popular' se ha preguntado "dónde está" en este asunto "importante" y que afecta a 90.000 alumnos y sus familias y 9.000 docentes y le ha acusado de no hacer ni arreglar "nada". "Su actuación en este asunto se ha limitado a decir que el PRC quiere gestionar la educación en el futuro. Todo para hacer creer que este lío no tiene nada que ver con él y escurrir otra vez el bulto", ha criticado.

Sáenz de Buruaga se ha preguntado si estas palabras de Revilla indican que no está de acuerdo con lo que hace Fernández Mañanes. "Si es así, ¿por qué lo permite si de verdad es el presidente del Gobierno y no sólo de su mitad? ¿Por qué no le cesa como cesó de la noche a la mañana al consejero anterior?", ha dicho.

BURUAGA: "LA SOLUCIÓN TIENE QUE ESTAR EN EL EQUILIBRIO"

Y cuestionada por las posibles salidas al conflicto, Sáenz de Buruaga ha opinado que es "complicado" ya que, en su opinión, tenían que haber pasado, primero, por "prevenir" y "no enredar" con el calendario escolar que había al inicio de legislatura ya que "gozaba de un amplísimo consenso".

Ahora, una vez que ya existe el conflicto, la líder del PP ha opinado que "la solución tiene que estar en el equilibrio" y en "conciliar" las "reivindicaciones legítimas" de las familias, por un lado, y de los profesores, dos partes de la comunidad educativa a las que, a su modo de ver, el Gobierno ha enfrentado.

Y en cuanto al informe jurídico en el que se apoyó el departamento de Fernández Mañanes para justificar el cambio de la jornada reducida, Sáenz de Buruaga considera que se está sirviendo del mismo para tratar de imponer algo que la Consejería "no quiere negociar".

En su opinión, ante un informe "siempre hay margen" para las interpretaciones pero hay que "querer".

Para la líder del PP, el Gobierno ha intentado gestionar el asunto "desde la improvisación, sin un diálogo real, y dejándose llevar en cada momento por el cálculo electoral".

"Y ahí está el origen del problema", ha precisado Sáenz de Buruaga, que ha opinado que en la etapa de Ramón Ruiz al frente de la Consejería, éste "buscó la paz social con los sindicatos a costa de usar la educación y a las familias como cobayas, implantando un calendario por bimestres sin medir las consecuencias" y ahora Fernández Mañanes al frente "busca el rédito electoral con las familias enfrentándolas con los docentes".

Por ello, y en contraposición a lo que ha afirmado Fernández Mañanes, Buruaga considera que no hay "nada" de incomprensible en cómo está la actual situación en este inicio de curso. "De incomprensible nada. Está claro que todo ha sido un error monumental fruto de la irresponsabilidad", ha aseverado.

Contador