El PP se propone unir a agentes económicos, sociales y políticos en torno a una propuesta para exigir al Estado el TAV

Actualizado 24/10/2007 15:45:55 CET

Diego critica la "complicidad" del Gobierno regional con la propuesta de UGT del TAV a Bilbao e insiste en la necesidad de conexión directa

SANTANDER, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PP cántabro se propone unir a los agentes económicos, sociales y políticos en torno a una propuesta que defina plazos y fórmulas para exigir al Gobierno central, "esté quien esté", sea el actual presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, o "en marzo Mariano Rajoy", el tren de alta velocidad para la región. Para los 'populares' "ésa es la fórmula para que Cantabria se haga oír en Madrid, y no las ocurrencias de un simpático presidente", ni las acciones del Ejecutivo regional, que no ha adoptado la posición para reclamarlo.

Así lo dijo hoy en rueda de prensa el presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego, quien recalcó que la región "no puede perder más tiempo de la mano del Gobierno de Zapatero y con la complicidad" del Ejecutivo regional, y apostó por el consenso de agentes sociales y políticos para conseguir "un compromiso unánime de toda la Comunidad Autónoma, representada por todas las instituciones al más alto nivel", para trasladar al Estado las reivindicaciones cántabras.

Para ello, el PP ya ha dirigido cartas a la CEOE, los sindicatos, las cámaras de comercio y la Universidad de Cantabria, con los que se reunirá para plantearles su propuesta, una propuesta que, según explicó Diego, está "abierta al diálogo" y al consenso, y pasa, entre otras cosas, por la reivindicación del TAV directo a Madrid a través de la Meseta y por el adelanto de inversiones por parte del Gobierno regional, a través de financiación estructurada, para agilizar el tramo Santander-Palencia.

Una vez culminado el proceso con los agentes económicos y sociales, el Partido Popular también invitará a sumarse a la propuesta a los grupos parlamentarios Socialista y Regionalista y llevará la iniciativa al Parlamento, para alcanzar un acuerdo como el logrado en torno a las alegaciones al Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT).

Según explicó Diego, de esta manera el PP "lidera una vez más" la acción política, "ante la situación de abandono de sus obligaciones y responsabilidades" por parte del Gobierno regional y ante la "falta absoluta de liderazgo reivindicativo, nervio y empuje" del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y de la vicepresidenta, Lola Gorostiaga.

Y ese liderazgo del PP incluye, sin renunciar a la conexión con Bilbao, no dejar de lado el tren de alta velocidad por la Meseta. En este sentido, Diego alertó de la "liebre mecánica o globo sonda que ha lanzado una organización sindical afín al PSOE" en favor de una conexión a Bilbao y se preguntó por qué los ciudadanos de Orense, Gijón o San Sebastián "tienen derecho" a ir en TAV directo a Madrid y por qué los cántabros no tienen el mismo derecho.

El líder 'popular' se mostró "convencido" de que la propuesta del sindicato UGT a favor del TAV hacia Bilbao "cuenta con la complicidad del Gobierno de la región", no sólo por el "clamoroso silencio" mantenido por el Ejecutivo, sino también por unas afirmaciones de Revilla en un programa de televisión en el que, según dice Diego, el presidente aseguró que su preferencia estaba en el TAV a Bilbao.

LA IZQUIERDA NO CREE EN EL TAV.

Criticó además que "la izquierda ni ha creído ni cree en el tren de alta velocidad para Cantabria" y, por ello, aseguró que el Gobierno "no quiere reconocer" que el trazado por la meseta tiene ya elaborado el estudio informativo porque eso implicaría verse "abocados" al siguiente paso, que sería la redacción del proyecto.

En su opinión, es una "irresponsabilidad" "reiterar estudios informativos que ya están hechos, paralizar, segar y cortar todo el proceso administrativo y no hacer nada con el TAV en toda la legislatura", algo similar a lo que, a su juicio, ocurre con la Autopista Dos Mares, en la que se ha encargado un estudio informativo cuando ya había otro del año 1997.

El presidente del PP cántabro acusó a Zapatero de "discriminar" a Cantabria y de no haber hecho nada a favor del TAV sino "contra" él, al dejar sin efecto la licitación de la redacción del proyecto para el tramo Reinosa-Los Corrales de Buelna. Según dijo, ante la inmediatez de las elecciones generales es momento de hacer balance de los hechos y en este caso lo que se hace "evidente" es la "frustración de expectativas y la falta de compromiso" de Rodríguez Zapatero con el TAV para Cantabria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies