PP de Santander critica el "populismo barato" del Gobierno de Revilla con los espigones

Publicado 21/03/2018 19:45:35CET

SANTANDER, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, José Ignacio Quirós (PP), ha criticado hoy el "populismo barato" de un Gobierno "veleta" que "no tiene palabra" y no hace más que "poner trabas" a cualquier proyecto que se quiera ejecutar en la ciudad.

De esta manera, ha rechazado en un comunicado las afirmaciones realizadas por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y otros cargos regionalistas en el Ejecutivo regional en relación al proyecto de estabilización de las playas de la Magdalena y Los Peligros, unas afirmaciones que, a su juicio, son "una auténtica tomadura de pelo".

Según Quirós, "no se puede decir hoy una cosa y mañana la contraria" y "no es de recibo bendecir primero un proyecto y después demonizarlo y echar balones fuera como si la cosa no fuera contigo".

El concejal de Medio Ambiente ha señalado que "el Gobierno de Cantabria y el PRC han tenido oportunidad de pronunciarse en repetidas ocasiones sobre este proyecto, del que se viene hablando desde hace al menos doce años".

Y ha insistido en que hubo una exposición pública, se organizaron charlas, se realizó una encuesta, se sometió a consultas ambientales de una veintena de organismos públicos y privados, entre ellos, varios departamentos del Gobierno regional, y salió a información pública para que cualquier ciudadano, entidad o partido pudiera alegar.

"Por si todo esto fuera poco, el Ejecutivo cántabro presentó un recurso ante la Audiencia Nacional. Y ahora, después de todo eso, nos vienen a decir que el proyecto no les convence, que no les gusta. Ya está bien de tomar el pelo a los santanderinos", ha apostillado el edil.

A su juicio, "es el colmo que un presidente tenga un expediente sobre su mesa, pida informes adicionales, los valore, dé el visto bueno al proyecto y después se desmarque a la primera voz discrepante". "¿Qué clase de líder es ése?, ¿qué liderazgo ejerce alguien que no da la cara por sus decisiones?", ha cuestionado Quirós.

El concejal de Medio Ambiente ha recalcado que los santanderinos "no se merecen un Gobierno veleta, que no tiene palabra, que no es de fiar", un Gobierno "con el que no sabes a qué atenerte, que primero se quiere llevar el MUPAC y después no acaba de encontrarle destino; que se descuelga del proyecto del Reina Sofía; que hoy dice 'espigones sí' y mañana 'espigones no'; y así, agravio tras agravio, eso sí, aderezados siempre con buenas palabras".

"Los santanderinos ya estamos cansados de palabras y del populismo barato de los que cambian de rumbo según sople el viento", ha sentenciado Quirós, quien ha agregado que "los santanderinos no se merecen las ocurrencias y los bandazos de este Gobierno ni sus continuas trabas, obstáculos y zancadillas a cualquier proyecto que se plantea en la ciudad".

El edil ha reiterado que los ciudadanos "ya se expresaron alto y claro, dijeron contundentemente que quieren playas y apostaron mayoritariamente por la solución que se está ejecutando". Y también el Ayuntamiento se pronunció cuando correspondía, alegó durante la tramitación ambiental y argumentó por qué consideraba más adecuada otra de las alternativas analizadas.

"Expusimos entonces nuestras razones, en el momento y por el cauce que correspondía. Recibimos las explicaciones oportunas de la Dirección General de Costas. Y ante dos alternativas muy parecidas, que garantizan por igual la continuidad de las playas y con un grado de integración en el entorno similar, aceptamos la solución propuesta que, además, es la que eligieron los ciudadanos y la que la Universidad de Cantabria consideró más idónea", ha indicado Quirós.

Según ha dicho, ésa es la diferencia entre el Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria: "Nosotros seguimos los trámites y procedimientos establecidos. Ellos prefieren la vía judicial. Y nosotros asumimos la respuesta de Costas y la decisión de los ciudadanos y somos consecuentes con ello".

En cambio, ha señalado que el Gobierno y los regionalistas "dan por bueno el proyecto y a los cuatro días se desdicen y saltan del barco porque temen marejada", una actitud "hipócrita y cobarde" de un Gobierno "sin rumbo y a la deriva" que "en vez de preocuparse por gestionar la comunidad autónoma, se dedica a obstaculizar" los proyectos que se ponen en marcha en Santander.

Por último, ha censurado también la actitud de los portavoces del PSOE y el PRC en el Ayuntamiento, Pedro Casares y José María Fuentes-Pila, que "han renunciado definitivamente a trabajar de manera constructiva por los santanderinos" y "no pierden ocasión de subirse al carro cuando ven la más mínima oportunidad de atacar al equipo de gobierno o rascar unos votos".

"Los santanderinos se merecen dirigentes con talla política, que salgan en los medios con propuestas y proyectos de ciudad, y no como nos tienen acostumbrados los señores Casares y Fuentes Pila, que sólo salen pidiendo prohibir, cesar, protestar o paralizar y demuestran no tener proyecto de ciudad", ha concluido.