El PRC critica que en Santander hay casi 3.000 tarjetas de la OLA más que plazas de aparcamiento

Vinilo en un parquímetro informa sobre la aplicación E-park
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Publicado 06/10/2017 17:13:52CET

SANTANDER, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo regionalista de Santander, José María Fuentes-Pila, ha criticado que en la actualidad hay 3.000 tarjetas de residentes de la OLA más que plazas de aparcamiento lo que, a su juicio, demuestra que se trata de un servicio "meramente recaudatorio" que "no consigue, ni de lejos, solucionar el problema del aparcamiento en la ciudad".

En concreto, el regionalista ha señalado que, según la documentación facilitada por el equipo de Gobierno tras una petición de su grupo realizada vía registro y que ofrece datos actualizados a 31 de marzo de este año, hay 9.325 tarjetas, mientras que el número de plazas reguladas de pago asciende a 6.523.

"Hay un treinta por ciento más de tarjetas que de plazas, con lo que casi 10.000 santanderinos están pagando por aparcar en la calle cuando en muchas ocasiones no pueden aparcar", sostiene Fuentes-Pila, para quien, aunque es normal que, por la rotación prevista, el número de tarjetas sea ligeramente superior al de plazas, la ratio de Santander es "inaceptable".

Además, ha afirmado que un análisis más pormenorizado demuestra que en algunas zonas "los santanderinos pagan literalmente por nada, porque es casi imposible aparcar". Entre éstas, ha citado la zona 2, que comprende el entorno de San Fernando y Cuatro Caminos, que cuenta con 593 tarjetas por 305 plazas. Ratios "igualmente preocupantes", según el regionalista, se dan en la zona 8 -Castilla-Hermida- (1.416 tarjetas y 901 plazas de aparcamiento) y en la 10 -el entorno de las calles Cisneros y Cervantes-, con sólo 215 plazas para casi 500 tarjetas.

Esta última zona, que comprende gran parte del centro de la ciudad, es "especialmente grave, porque literalmente hay más de dos coches por cada plaza". Ante esta situación, Fuentes-Pila "entiende perfectamente" las "reiteradas críticas" que, asegura, le hacen llegar los vecinos. "El Ayuntamiento les cobra un servicio que no reciben", ha afirmado.

LA CIRCULACIÓN, "UN HORROR"

Para Fuentes-Pila, la OLA es "otro elemento más" de la "nefasta política de movilidad" de un equipo de Gobierno que está convirtiendo la circulación por Santander "en un horror".

Además, considera que este servicio constituye una "trampa a los santanderinos". "Si se pone la OLA en una zona próxima, se produce un efecto frontera, con lo que los vecinos de esa segunda zona acaban pidiendo también el servicio por necesidad, deseando que solucione un problema que siempre va a más", sostiene Fuentes-Pila, para quien, al final, "cada vez son más áreas de Santander en las que hay que pagar por aparcar en la calle para que, con el exceso de tarjetas, tampoco se pueda. "Un despropósito absoluto", ha enfatizado.

Por otra parte, ha criticado la 'zonificación' establecida por el Ayuntamiento, que provoca "situaciones absurdas". "Un vecino de Perines que no encuentre aparcamiento en su calle no puede dejar su coche en Floranes, porque pertenece a una zona diferente", ha apuntado.

Por todo ello, ha insistido en la necesidad de "iniciar un camino sensato y consensuado hacia una mejor política de movilidad", porque "cada decisión que toma el PP, cada actuación, sólo está sirviendo para ponerlo todo peor".

Por último, ha aludido al proyecto del Metro-TUS, que considera "la puntilla". "Nos quitan más aparcamientos, gastarán seis millones de euros para que, con los trasbordos, al final los santanderinos tardemos más en llegar a nuestro destino", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies