PRC culpa a Diego de la cancelación de Colegios del Mundo Unido y dice que su Gobierno lleva a Cantabria "a la miseria"

Miguel Ángel Revilla (Archivo)
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 21:46:45 CET

Revilla atribuye la suspensión del proyecto al clima de "inseguridad y desastre creado por el Ejecutivo del PP"

SANTANDER, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Partido Regionalista ha culpado al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, de la cancelación del proyecto de construcción en Comillas del primer centro en España de la organización internacional Colegios del Mundo Unido, que a su juicio ha sido provocada por el "clima de inseguridad y desastre" creado por el Gobierno del Partido Popular para justificar su política de recortes y restricciones económicas y "su absoluta incapacidad para plantear una sola alternativa que contribuya a dinamizar la economía".

"Este Gobierno parece empeñado en conducir a Cantabria a la miseria", ha asegurado en un comunicado el secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, nada más conocer una noticia que ha considerado "tristísima" y que constituye "un nuevo paso atrás" en el "incierto rumbo por el que discurre la región bajo el mandato de Ignacio Diego y el PP".

Revilla ha expresado su "profundo pesar" y su "indignación" por la pérdida de un proyecto con el que el anterior Ejecutivo PRC-PSOE contribuyó a crear "ilusión y expectativas de futuro en Comillas y en el conjunto de Cantabria" y llegó a implicar a las más altas instituciones del Estado, encabezadas por el Rey de España, "a pesar de la crisis que ya existía entonces", lo cual no ha impedido sin embargo que "acabe en desastre a manos de Ignacio Diego y su equipo".

"El actual presidente parece empeñado en borrar todo lo que hasta ahora había sido Cantabria y como siga por el camino que va conseguirá acabar con la región pujante, ambiciosa y con futuro que hasta ahora habíamos conocido", ha lamentado.

Asimismo, ha criticado la "obsesión" de Diego contra el nuevo sistema productivo que el anterior Gobierno puso en marcha en su intento de superar la crisis económica y avanzar hacia un modelo de desarrollo basado en las energías renovables y el conocimiento, cuando "no tiene otro alternativo y todo lo que él y su partido propugnan es subir impuestos, bajar sueldos y despedir a trabajadores, medidas que sólo contribuyen al empobrecimiento de los cántabros y al empeoramiento de la economía".

De hecho, ha subrayado que desde su toma de posesión y con decisiones como la anulación del concurso eólico, la paralización de toda la obra pública o las reiteradas subidas de impuestos el jefe del Ejecutivo "ya ha enviado al paro a más de 10.000 cántabros y ha conseguido que tasa de desempleo pase de figurar entre las más bajas a despuntar entre las mayores de España".

Por todo ello, Revilla ha realizado un llamamiento a "la cordura y la sensatez" y ha pedido a Diego que "abandone su obsesión con el pasado y comience a cumplir las promesas con las que consiguió el voto de los cántabros", entre las que -ha recordado- "no figuraba la cancelación de Colegios del Mundo Unido, ni el abandono de todas las grandes obras y los proyectos que estaban en marcha, ni la búsqueda de una miseria intencionada para Cantabria que ahora parece que es su único objetivo".