PRC y PSOE también cargan contra el Estado, por "no cumplir" con Cantabria y someterla a "una vendetta diaria"

Publicado 28/06/2017 18:45:24CET

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PRC y PSOE, los dos partidos que conforman el Gobierno de Cantabria y lo apoyan con sus grupos en el Parlamento, han cargado también contra el Ejecutivo central del PP a través de sus diputados, ya que regionalistas y socialistas en la Cámara se han quejado este miércoles del trato del Estado a la Comunidad Autónoma, al igual que ha hecho su presidente, Miguel Ángel Revilla, durante el Debate sobre el Estado de la Región.

Ambos grupos han acusado a los 'populares' de Madrid de "no cumplir" con esta región, y de someterla además a una "vendetta diaria", con episodios destacados como el impago de las partidas comprometidas para sufragar las obras del Hospital Valdecilla, y donde el último episodio ha sido la negativa del Ministerio de Medio Ambiente a la solicitud de Cantabria de captar agua del embalse del Ebro -como viene haciendo cada verano- para garantizar el abastecimiento a Santander y el resto de la región durante los meses de mayor consumo y afluencia de turistas.

Las críticas de PRC y PSOE sobre los incumplimientos y la 'venganza' han corrido a cargo de los portavoces de ambos grupos, el regionalista Pedro Hernando y la socialista Silvia Abascal, respectivamente, en la sesión vespertina del Debate.

El diputado del partido cantabrista ha resumido la labor de la Administración central y regional con la frase: "nosotros sí cumplimos, Madrid no". En este sentido, Hernando ha contrapuesto el grado de cumplimiento del PRC-PSOE de los acuerdos del Parlamento (ejecutando 119 de 153 iniciativas de impulso y control aprobadas) con el mismo nivel en las cámaras centrales, el Congreso y el Senado (donde se han cumplido 4 de 53 resoluciones).

Es decir, el bipartito cumple el 72% de los mandatos, y los 'populares' de la Nación el 7,5%. "Incontestable", ha sentenciado el regionalista, para quien la presente Legislatura en Cantabria es la "del pacto", tras la situación -"muy mala"- que dejó el PP al término de cuatro años de Gobierno de mayoría absoluta presidido por Ignacio Diego (2011 a 2015).

Y frente a la actitud del actual Ejecutivo regional, Hernando ha denunciado la del Partido Popular en Madrid, que "ya no nos quiere dar ni el agua", ha lamentado en alusión a la negativa a captar agua del Ebro.

Mientras tanto, en Cantabria las cosas han "cambiado", en las "formas" y en el "fondo", porque hay más diálogo -ciudadano, social y político- y el Gobierno cumple los acuerdos pactados. Lo ha hecho -ha proseguido el parlamentario del PRC- "razonablemente bien" con Podemos, a los que ha recordado que Revilla ha sido incluso "interlocutor" de la PAH, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Así, si todos los problemas de la región se reducen a Salvador Blanco, el consejero delegado de Sodercan a cuya dimisión condicionó Podemos la aprobación de los presupuestos de este año, eso "significa que estamos haciendo bien las cosas".

De Cs, Hernando ha apuntado que tras el pacto para sacar adelante las cuentas de 2017, están ya en marcha prácticamente el 80% de las medidas conseadas, de modo que a su juicio, cuando se reúnan el mes de julio para hacer balance, pueden ya hablar del próximo presupuesto, que Hernando se ha comprometido a intentar a probar en tiempo y forma.

Por capítulos, en materia económica se ha referido a las infraestructuras, competencias que en el Gobierno de Cantabria recaen en el PRC, pero que a nivel nacional "nada de nada", en alusión a la falta de inversiones en la materia.

Y tras repasar diferentes actuaciones proyectadas y en marcha, Hernando ha hecho corresponsables de las mismas a Podemos y Cs, al haber permitido aprobar las cuentas de 2016 y 2017, respectivamente. En su discurso también ha aludido a proyectos futuros, como el Corredor del norte, mejoras en el Puerto, el eje industrial Santander-Torrelavega con el apoyo del Ministerio de Fomento, o las mejoras de las cercanías, "el AVE de los trabajadores".

Con lo realizado y lo previsto, el portavoz del PRC en el Legislativo ha transmitido que Cantabria "va bien y avanza para ir mejor", pese a las "trabas, impedimentos y traiciones" -ha insistido- del Gobierno central y los diputados del PP en el Congreso y el Senado.

Para finalizar su intervención, ha aludido a la capital, afirmando quer "Cantabria somos todos, y Santander a la cabeza". Con estas palabras, ha rechazado las declaraciones de ayer de la alcaldesa, Gema Igual. "No es admisible que el victimismo ensayado ante el Gobierno la lleve a decir que a Santander le iría mejor si el Gobierno la viera como parte de Cantabria.

VENDETTA DIARIA

Por su parte, la portavoz del PSOE, Silvia Abascal, ha tachado de "vendetta diaria" lo que el Gobierno de Mariano Rajoy está haciendo con Cantabria, de forma "planificada" y "conscientemente" además.

Y es que a juicio de esta diputada socialista, se puede "discrepar" sobre medidas o "confrontar" modelos políticos y prioridades, incluso "discutir" sobre objetivos, pero "lo que no se puede hacer", y menos en un estado democrático "moderno y de derecho" es "intentar asfixiar a cerca de medio millón de personas" porque "no me gusta el color político de quien gobierna", en alusión al PRC-PSOE que dirige la Comunidad.

"Negar el pan y la sal a una región como Cantabria, negarlo a todos y cada uno de los habitantes porque no votan a gusto en Madrid es inmoral y políticamente indecente", ha afeado Abascal al Ejecutivo nacional del PP, denunciando que incluso "nos niegan el agua", en alusión a la decisión del Estado de impedir a Cantabria que capte agua del embalse del Ebro este verano.

También ha acusado a los 'populares' de la Nación de haber decidido "montarnos un corralito económico hasta que cambiemos nuestras preferencias políticas".

Pero "el mejor ejemplo" de la actitud del Estado con Cantabria es el Hospital Valdecilla, que ilustra que "de lo prometido, nada", por el impago de las partidas presupuestarias para sufragar las obras de remodelación del centro sanitario, 44 millones en total, la mitad en 2016 y el resto en el presente ejercicio.

Y después de subrayar la "sintonía", el "diálogo" y el "consenso constructivo" entre PRC y PSOE que permiten "avanzar" a Cantabria "a buen ritmo" para "reconstruir" la región y que empresas y emprendedores puedan crecer y mantener el empleo, Abascal ha subrayado que con este Ejecutivo se ha "recuperado el pulso económico y el empleo", que ha sido y sigue siendo una de las "principales preocupaciones" del bipartito, así como también atender las urgencias sociales y el Estado del Bienestar, que está "en el ADN del PSOE". "Las personas y sus problemas reales son la auténtica y profunda motivación de este Gobierno".

Silvia Abascal ha elogiado en este sentido la "ingente cantidad de tareas" que debe realizar el bipartito para "reconstruir pieza a pieza" el Estado del Bienestar "semiderruido durante el paso por esta comunidad de un Atila llamado Partido Popular" en unos años que ha calificado de "nefastos" para la región.

Así las cosas, ha considerado que el Gobierno PRC-PSOE "es lo mejor que le podía pasar" a Cantabria, porque "no se ha quedado de brazos cruzados" ante las "dificultades", sino que "ha pasado de las palabras a los hechos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies