El presupuesto cántabro crecerá un 4,6% e incluirá "pequeños retoques" fiscales

Juan José Sota
GOBIERNO DE CANTABRIA
Actualizado 29/10/2017 20:21:20 CET

SANTANDER, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto de Cantabria para el próximo año crecerá finalmente un 4,6% por ciento, con un incremento importante en el capítulo de inversiones e incluirá, además, "pequeños retoques" fiscales, con modificaciones -al alza y a la baja- de algunos impuestos y tasas.

Las cuentas públicas para 2018, cuyas líneas generales se han "cerrado ya", se presentarán en los próximos días, en los primeros de noviembre, para remitir después el proyecto del Gobierno PRC-PSOE al Parlamento regional, donde los grupos que sustentan al bipartito están en minoría y precisan el apoyo de al menos un diputado de otro grupo. La idea es que se debatan y aprueben para que entren en vigor en 1 de enero, después de que este año recibieran luz verde en febrero.

El titular de Economía, Hacienda y Empleo, el socialista Juan José Sota, en declaraciones a RNE en Cantabria recogidas por Europa Press, ha explicado que estos días se trabaja en ajustar el dinero de cada consejería al nivel de ingresos previstos en los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC).

El consejero, que ha destacado que el aumento de las inversiones se notará en la actividad económica, ha subrayado asimismo que el proyecto elaborado por el Ejecutivo bipartito cuenta con el informe favorable de la AIReF (la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) al cumplimiento del objetivo de déficit, fijado en el 0,4% del PIB; a la regla de gasto, del 2,4%; y al objetivo de deuda.

RETOQUES FISCALES

En cuanto a las modificaciones fiscales, Sota asegura que se trata de "retoques pequeños" que afectarán a algunos impuestos y tasas, que subirán o bajarán, según el caso.

Así, la reforma prevista incidirá al alza en el de Patrimonio, mientras que seguirán bajando aspectos del impuesto de Sucesiones, ya que se quiere "reducir" para transmisiones efectuadas entre hermanos.

Además, Sota ha avanzado que habrá bonificaciones fiscales para aquellos colectivos que peor lo están pasando por la crisis y también para personas con discapacidad, entre otros.