Prisión a un constructor que cobró el 45% de dos casas y desapareció tras hacer sólo la losa de hormigón

Actualizado 20/07/2010 18:44:43 CET

SANTANDER, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a tres años y seis meses de prisión a un constructor que tras haber cobrado el 45 por ciento del precio presupuestado por edificar dos viviendas, desapareció después de ejecutar únicamente la losa de hormigón.

La sentencia, que también condena al procesado al pago de una multa de 2.700 euros, y a indemnizar a los estafados con un total de 59.583 euros, más intereses, considera probado que Jose Antonio O.A, de 52 años, y natural de Vizcaya, publicitó su empresa inmobiliaria en internet e instaló una oficina por tiempo limitado en un local perfectamente habilitado y "aparente" para desarrollar una actividad de construcción de inmuebles en la localidad vizcaina de Gorliz.

Así, y ante la apariencia de profesionalidad que el imputado mostraba, dos parejas celebraron sendos contratos el 21 de marzo de 2005, por los que el imputado se comprometía a construir, en el pueblo de Villanueva de la Peña, situado en el municipio cántabro de Mazcuerras, dos viviendas unifamiliares, una para cada una de las parejas perjudicadas, por un presupuesto, cada una de ellas, de 90.134 euros.

De este modo, a la firma del contrato, el imputado recibió de unos de los firmantes la cantidad de 13.499,99 euros, y de los otros la cifra de 13.522,99 euros, lo que equivalía al 15 por ciento del total de la obra presupuestada.

A pesar de que el arquitecto de la obra y el aparejador habían renunciado expresamente a continuar con la misma, dada la incapacidad profesional del imputado para realizar actividad alguna como promotor-constructor, éste cobró a una de las parejas otros 863,17 euros y 27.040 euros en fechas 23 de septiembre y 18 de octubre de 2005, y a la otra 12.000 euros y 15.000 los días 1 de septiembre y 29 de octubre de dicho año.

Según recoge la sentencia, el imputado, tras haber cobrado así el 45 por ciento del precio presupuestado por las viviendas, pero habiendo ejecutado únicamente la losa de hormigón, equivalente a un 15% de la obra, con un valor de 11.171,60 euros, desapareció.

Por ello, la sección tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria le ha condenado como autor directo y responsable de un delito continuado de estafa sobre vivienda, sentencia contra la que puede recurrir el imputado ante el Tribunal Supremo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies