Los productores cántabros acogen con "pena y sorpresa" los problemas de Cre-Acción Films, un "referente" en este campo

Imagen De Un Rodaje
CEDIDA
Actualizado 14/11/2011 16:22:48 CET

Advierten de que el sector vive "en el filo" y "siempre en precario"

SANTANDER, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los productores y realizadores cántabros han acogido con "pena y sorpresa" la entrada en concurso de acreedores de Cre-Acción Films, la empresa de los hermanos 'Nano' y Rodolfo Montero, que se había convertido en un "referente" para quienes trabajan en este campo en la comunidad autónoma, un sector que vive siempre "en el filo" y "en precario".

Es el caso de Álvaro de la Hoz, fundador de 'Burbuja Films', que vio en Cre-Acción Films un "referente" que, cuando creó su propia productora tras años de trabajos audiovisuales, le sirvió para "animarle a seguir".

De la Hoz describe a Europa Press que productores, al igual que empresas culturales viven "en el filo" y "siempre en precario", pese a, como Cre-Acción Films, tener una trayectoria "consolidada" y con premios y reconocimientos, que no impidieron que la empresa de los hermanos Montero atravesara a lo largo de la historia "momentos muy difíciles".

De la Hoz reivindica que "las cosas tienen valor cuando estás encima de ellas", como cuando él se decidió a montar su productora Burbuja Films, aunque advierte de que es un sector "muy inestable", en el que "muchas veces" se depende de una subvención.

Burbuja Films ha producido trabajos como el documental 'Gentes de la mar', o los cortometrajes 'Connecting People' y 'On my mind', este último dirigido por el realizador Nacho Solana.

También Álvaro Oliva, de Producciones AOR, vivió con "sorpresa" la situación de un "referente" para los productores cántabros, que además tenía en marcha "varios proyectos", como una serie televisiva sobre Cantabria o su reciente 'Tudancos', del género documental, "más difícil" de dar salida.

Oliva, director del cortometraje 'Posturas', explica que se trata de un sector difícil para trabajar de forma profesional, en que se combinan los problemas de la falta de profesionalización con los de una financiación "complicada" de los trabajos por la crisis económica.

Y en este sentido, ha puesto como ejemplo que las ayudas públicas en Cantabria a la producción audiovisual no diferencia entre la realización de cortometrajes y de vídeos musicales, una situación que cree que se va a solucionar próximamente.

Al respecto, Isabel Giménez, de Vigía Films, --quien precisa que confía en que esta situación sea un "paréntesis"-- ha añadido que el sector vive un momento "muy complicado" en el que en ocasiones el trabajo resulta "inviable" si no se cuenta con subvenciones.

"Ser productor es un acto de valentía", ha reivindicado la autora de 'Vijanera, la caza del oso', incidiendo precisamente en que tanto 'Nano' como Rodolfo Montero son "dos tipos muy valientes" que consiguieron convertir a Cre-Acción en la productora "más emblemática" de la región y con proyección nacional.

Giménez elogia la "apuesta" de los Montero por un "cine diferente y de autor", como demostraron con su labor de producción en el último trabajo de Mario Camus, 'El prado de las estrellas', junto a otros proyectos que les han llevado incluso a obtener dos premios Goya.

CRE-ACCIÓN FILMS

Cre-Acción Films anunció la pasada semana que se acogía a la figura de concurso de acreedores, con el objetivo de preservar los derechos de sus acreedores y empleados, en lo que, apuntaban, no suponía un cese definitivo de la actividad.

A lo largo de sus 15 años de trayectoria, la productora de los hermanos Montero se ha encargado de más de 30 películas, documentales y cortos, muchos de ellos en la propia comunidad, que se han visto reconocidos con dos premios Goya, por 'En la cuna del aire' (2006) y 'El efecto Iguazú' (2003).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies