Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 26/05/2012
Participan ya 22 ganaderos

El programa ganadero de la Fundación Botín en el Valle del Nansa sigue creciendo en participantes y reses aportadas

SANTANDER, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   El proyecto ganadero puesto en marcha por la Fundación Botín en el Valle del Nansa y Peñarrubia sigue creciendo, al aumentar tanto el número de ganaderos participantes como el de reses aportadas. Durante el año 2011 participaron en el programa 17 ganaderos, cifra que en estos momentos es de 22. Desde el inicio del programa se han sacrificado 237 animales y la previsión es doblar la cifra en un año.

   Según ha explicado su responsable técnico, el investigador del CSIC de León Ángel Ruiz Mantecón, en unas jornadas celebradas recientemente en la Casa Rectoral de Puente Pumar, en Polaciones, con este crecimiento el programa "se afianza" y anunció que, de cara a los próximos doce meses, se ha logrado sobrepasar en un 60 por ciento las previsiones de sacrificio de animales.

   Ello supondrá un incremento considerable del beneficio para el ganadero con respecto al método tradicional de manejo seguido en las explotaciones de la zona, señaló.

   Esta jornada, la cuarta organizada por la Fundación Botín dentro del programa de Desarrollo Rural Patrimonio y Territorio que lleva a cabo en el Valle del Nansa y Peñarrubia, contó con la participación de la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Blanca Martínez Gómez.

   La Jornada tenía una doble finalidad: informar sobre la evolución del Proyecto "Desarrollo de un sistema de producción y comercialización de carne de vacuno" y presentar el nuevo contrato que la sociedad SEMARK AC GROUP S.A., propietario de la cadena de supermercados LUPA, va a firmar con los ganaderos que participan en el proyecto.

   El profesor Ruiz Mantecón recordó sus grandes líneas: cebar los terneros, inscritos en IGP (Indicación Geográfica Protegida) y en régimen de ganadería extensiva, siguiendo unas condiciones sanitarias, genéticas y nutricionales determinadas, para sacrificarlos de siete a diez meses en el matadero de Potes. Como punto final del proceso, la carne así producida es adquirida por el Grupo SEMARK, que la comercializa a través de los establecimientos LUPA.

   Por su parte, el responsable de adquisición de carne del Grupo SEMARK, Rubén Plano, confirmó la excelente acogida de este producto en el mercado y explicó los por menores del contrato que el Grupo propone firmar con los ganaderos para afianzar el compromiso de los ganaderos con este grupo y obtener un mejor precio final de la canal.

   La consejera de Ganadería cerró la Jornada, recordando el interés del Gobierno en la promoción de la actividad ganadera y elogió la labor de la Fundación Botín, como impulsora de iniciativas innovadoras como el Programa de Desarrollo Rural Patrimonio y Territorio y su proyecto de extensión ganadera.

   Además de ganaderos, asistieron a la Jornada el director general de Ganadería de Cantabria, Santos de Argüello, autoridades locales, representantes del matadero de Potes y del Sindicato Asaja, y el director del Programa de la Fundación Botín, José María Ballester.

ANTECEDENTES

   El programa diseñado por el Instituto de Ganadería de Montaña del CSIC, por encargo de la Fundación Botín, lanzado durante el último trimestre del año 2010, se extendió y alcanzó sus primeros resultados visibles en el año 2011.

   Su finalidad es obtener un mayor beneficio en la producción de carne mediante una inversión en los procesos que en ella intervienen. Toda la carne así producida es absorbida por la sociedad SEMARK AC GROUP SA, que la comercializa con éxito en sus establecimientos.

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.