El Programa de Transferencia Tecnológica de la Fundación Botín apoyó en 2009 a 22 grupos de investigación

 

El Programa de Transferencia Tecnológica de la Fundación Botín apoyó en 2009 a 22 grupos de investigación

Actualizado 17/06/2010 12:17:25 CET

Un grupo participante en el programa desarrolla la primera fase de un ensayo clínico contra el virus del SIDA

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Programa de Transferencia Tecnológica de la Fundación Marcelino Botín apoyó a lo largo del año pasado a un total de 22 grupos de investigación en todo el país.

La Fundación ha formado un equipo de profesionales especializados en la gestión de la transferencia tecnológica, que trabaja en la búsqueda e identificación de nuevas ideas, de las que luego evalúa su viabilidad industrial y comercial para apoyar la llegada al mercado de sus productos ya desarrollados.

Este programa, según recoge la memoria de actividades de la fundación recogida por Europa Press, también apoya financiariamente a los grupos que pretenden seguir con las investigaciones, En total, el año pasado se desarrollaron proyectos con 22 grupos de investigación, en un balance que incluye la evaluación de 45 nuevas ideas, la gestión de 15 invenciones y la solicitud de cinco patentes internacionales, además del inicio de ocho proyectos competitivos.

Son grupos a lo largo de todo el país, de instituciones investigadoras de lugares como Madrid, Barcelona o Alicante, entre otros.

Sus investigaciones abarcan áreas como la investigación biomédica, la biología molecular, los nanobiosensores, la oncología o la biología sintética.

A lo largo de 2009, los grupos que recibieron el apoyo del Programa de Transferencia Tecnológica de la Fundación Marcelino Botín obtuvieron distintos logros en su trabajo.

INVESTIGACIONES

Entre ellos destaca el desarrollo del ensayo clínico en su primera fase de la vacuna MVA-B contra el virus del VIH-SIDA, desarrollado por el doctor Mariano Esteban al frente del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en Madrid.

O el equipo del doctor Luis Serrano en el Centro de Regulación Biomédica deel Parque de Investigación Biomédica de Barcelona dio a conocer públicamente, por primera vez, los elementos mínimos imprescindibles para el funcionamiento de una célula autosuficiente.

Además, esto ha permitido establecer a esta bacteria como un organismo modelo para la biología de sistemas y sentar la base de conocimiento necesario para una terapia de genes a partir de ello.

El grupo del doctor Jesús Ávila en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, determinó la influencia microambiental en los condicionantes de la enfermedad de Alzheimer.

En el Instituto Catalán de Nanotecnología, el equipo de la doctora Laura Lechuga aplicó la tecnología biosensora a distintos procesos de detección, y el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, en su parque científico, desarrolló herramientas bioinformáticas para la simulación y análisis orientados al diseño de fármacos.

Y con la doctora María Domínguez al frente, el grupo del Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández de Elche identificó nuevas redes genéticas en el proceso de transformación maligna que podrían ayudar a definir los programas que distinguen los tumores que hacen metástasis de los que no.

DESDE 2005

Desde el año 2005, han participado en este programa un total de 17 centros y 13 Oficinas de Transferencia de Resultados de la Investigación, con un conjunto de 450 investigadores.

En este período, se han evaluado un total de 148 ideas y se han solicitado 34 patentes internacionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies