El proyecto piloto de pago digital en Suaces revela resistencias y obstáculos formativos y materiales

11:00 	Hotel Bahía, Santander 
	La Vicepresidenta Y Consejera De Universidades E
GOBIERNO DE CANTABRIA
Publicado 16/03/2018 15:07:48CET

SANTANDER, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las conclusiones del proyecto pionero en España 'Cantabria pago digital' que se llevó a cabo en Suances del 19 de octubre al 10 de diciembre del año pasado revelan la existencia de resistencias y obstáculos, tanto formativos como materiales, para la transición al pago digital, es decir, a la economía sin dinero en efectivo.

Así, se ha visto que "tiene su velocidad" el proceso de cambio del uso del dinero efectivo por el pago con tarjeta, y que es necesario mejorar aspectos formativos, tanto de alfabetización digital como financiera, superar la "resistencia" de ciertos comportamientos al cambio y mejorar los medios técnicos.

El proyecto, una de las acciones del Foro por la Modernización de Cantabria y cuyas conclusiones se utilizarán para orientar la política de digitalización de la comunidad, ha ofrecido, según sus impulsores, una "fotografía real de la situación", porque "parece más fácil" de lo que realmente resulta el pago digital por las resistencias de comportamiento y culturales, que se concentran en la población mayor y en los pagos de pequeñas cantidades.

Las conclusiones se han presentado hoy durante la reunión del Foro por la Modernización de Cantabria que se ha celebrado en el Hotel Bahía y se han trasladado posteriormente en una rueda de prensa en la que han participado la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos; el presidente de Analistas Financieros Internacionales, Emilio Ontiveros; el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos; el director territorial del Banco Santander, Carlos Hazas; y el director de desarrollo de negocio del Mastercard, Alejandro Banegas.

El resultado del diagnóstico ha revelado que el 28% de los comercios no aceptan pago con tarjeta; que el efectivo es el medio de cobro más frecuente (dos tercios) y preferido (seis de cada diez); y que un sexto de los comercios exige un importe mínimo para aceptar pago con tarjeta, cuando la existencia de un pago mínimo es "ilegal".

El 8% no sabe cómo funcionan las tarjetas sin contacto, solo cuatro de cada diez utiliza el pago móvil y siete de cada diez perciben que el funcionamiento TPV no es suficientemente bueno.

Son algunos datos de este estudio pionero en España, que se ha llevado a cabo para avanzar en la modernización de la economía regional, según Díaz Tezanos, que ha destacado la apuesta del Gobierno por impulsar la transformación digital y que este proceso tenga un impacto positivo en la economía regional.

En este sentido ha recordado que España está por detrás de la Eurozona en la universalización del pago digital, que es la "meta" a la que se dirige la economía y la sociedad cántabra, para lo que aún queda "un camino por recorrer más complejo de lo que parece", ha reconocido, "pero lo haremos", ha enfatizado.

También ha apuntado que la transición a la economía digital requiere de la colaboración de las administraciones públicas, el sector privado y los ciudadanos; éstos últimos que deben ser formados en competenicas digitales y financieras para que desaparezca la "desconfianza", uno de los problemas dectados.

Al hilo, Ontiveros ha destacado que los pagos digitales actuarán como "acelerador de la inclusión digital" de personas y establecimientos.

Al respecto, preguntado si se ha detectado un cambio en los métodos de pago en Suances tras el "experimento social", Ontiveros ha subrayado que éste no era el objetivo del proyecto (denominado 'Cantabria pago digital. Dinamización de las economías locales a través del pago digital') sino "familiarizar" en el uso del pago digital y ver el impacto que supone contra la economía sumergida.

No obstante, ha indicado que "es pronto" para un cambio de políticas pero es "una dinámica imparable", y el estudio es la base para un diagnóstico de la situación --detectar actitudes y resistencias-- que permita avanzar en la implantación. "Sí ha servido para mentalizar", ha reconocido.

Ha destacado la carencia de dotaciones tangibles e intangibles y, como el resto de ponentes, ha subrayado la importancia de la alfabetización ("ni siquiera digo educación") digital y financiera.

Por eso, entre las principales conclusiones se ha referido a la necesidad de avanzar en la alfabetización digital, fortalecer la confianza, la dotación de equipamiento (terminales), así como que las administraciones públicas "prediquen con el ejemplo" y exteniendan los pagos digitales a sus procedimientos.

En este sentido, el rector de la UC ha apuntado que las adminsitraciones podrían acelerar estos procesos de alfabetización y formación a través de "acciones normativas" cuando "se necesite empujar el cambio".

Finalmente tanto Hazas como Banegas han destacado la implicación de sus entidades tanto en el proyecto de Suances como en la extensión del pago digital. "No se puede dinamizar una economía sin el pago digital", ha sostenido el segundo, mientras que el primero ha mostrado la disposición del Banco Santander a "limar las barreras del pago digital y avanzar en la transformación de la sociedad".

Por otra parte, la vicepresidenta ha anunciado que este año se pondrá en marcha un cluster sobre digitalización y se realizará un diagnóstico sobre el nivel de digitalización de las empresas de Cantabria con el ritmo de "avanzar a un ritmo mayor".