Rafael Puyol dice que hay actuar "ya" para evitar "serias dificultades" en el pago de pensiones en 2020

Actualizado 06/08/2010 19:50:57 CET

El presidente del Patronato del Instituto Empresa Universidad se muestra a favor de retrasar la edad de jubilación

SANTANDER, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), presidente del consejo de dirección y del Patronato del Instituto Empresa Universidad (IE) y ex-rector de la UCM, Rafael Puyol, ha advertido de la necesidad de actuar "ya" para evitar "serias dificultades" en el pago de las pensiones en 2020.

Con la conferencia 'El envejecimiento de la población: consecuencias demográficas y socioeconómicas', Puyol ha cerrado las jornadas dedicadas al 'Envejecimiento saludable' de los cursos de verano que la Universidad Católica de Valencia 'San Vicente Mártir' celebra en Santander, y que continuarán hasta el 20 de agosto con sendas jornadas centradas en las soluciones a la crisis económica y el régimen jurídico de las aguas continentales.

Según ha informado la Universidad Católica, Puyol ha reclamado la "necesidad urgente" de la reforma del sistema de pensiones antes de la fecha prevista por el Gobierno en 2013. "Habría que empezar a tomar medidas ya porque, en caso contrario, habrá serias dificultades para el pago de las pensiones en el año 2020 ", ha advertido Puyol, quien ha destacado que sólo faltan diez años para que empiecen a jubilarse todas las generaciones procedentes del "baby boom", es decir, los nacidos entre 1957 y 1977.

"Para poder sufragar esas pensiones, el actual sistema es insuficiente", según el catedrático de Geografía, quien no es partidario de que desaparezca el sistema público de pensiones, pero sí cree que habría que apostar por un sistema mixto en el que las ayudas estatales se completen con un sistema de capitalización que tenga exenciones fiscales, de manera que el Gobierno pague una parte y el jubilado otra.

No obstante, el ex-rector de la Universidad Complutense de Madrid es consciente de la dificultad de aplicar esta medida en plena crisis económica. "Tú dile a una familia con varios de sus miembros en paro o con una hipoteca que encima dedique una parte de sus ingresos a ahorrar para su futuro", ha manifestado Puyol.

De ahí la necesidad de que la reforma del sistema de pensiones vaya acompañada de otras medidas, como el aumento de la mano de obra extranjera "que es muy necesaria, desde un punto de vista demográfico, pero no suficiente", ha asegurado.

RETRASO EN LA EDAD DE JUBILACIÓN Y AYUDA FAMILIAR

El catedrático ha enumerado otras tres medidas que en su opinión son "imprescindibles" --además de las cotizaciones de los inmigrantes-- como son la disminución de la tasa de desempleo, la incorporación de más mujeres a la vida laboral y el retraso en la edad de jubilación.

"Alargar la edad media de jubilación supone un ahorro por dos conductos: conseguimos más trabajadores que siguen cotizando y eliminamos a unos pensionistas prematuros", ha argumentado el también presidente del patronato del Instituto Empresa Universidad.

Sin embargo, ha reconocido que todas estas actuaciones son "únicamente remedios paliativos en el contexto económico actual".

Según el experto, son esenciales otras dos políticas, una orientada a prestar más ayudas a las familias, especialmente en los casos de atención a personas dependientes, y una Ley de Conciliación de la Vida Laboral y Familiar "efectiva, real y útil", que permitan una incorporación efectiva de la mujer al mercado de trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies