Retiran la acusación contra el acusado de tocar a una menor por la "endeble" prueba

 

Retiran la acusación contra el acusado de tocar a una menor por la "endeble" prueba

Acusado de tocar los genitales a una menor en la playa
EUROPA PRESS
Publicado 05/04/2017 13:27:29CET

SANTANDER, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La fiscal ha retirado la acusación contra el procesado por tocar los genitales a una menor, de siete años de edad, en la playa, al considerar "endeble" la prueba que hay contra el hombre, para el que el Ministerio Público pedía tres años de cárcel.

Sin embargo, tras el juicio celebrado este miércoles en la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria, la Fiscalía ha concluido que "no existe prueba de cargo suficiente" para imputar al involucrado unos hechos de la "gravedad" de los enjuiciados.

Decisión que el abogado defensor ha valorado como "valiente" para poner fin al "calvario" al que se ha sometido a su patrocinado, que estuvo un mes en prisión provisional tras la denuncia, y a su familia.

La fiscal ha optado por retirar la acusación tras la declaración del procesado -que se ha declarado "no culpable"- y los testigos, y la práctica de la prueba pericial.

Además, en la vista la sala ha visionado un DVD con el testimonio de la víctima, en el que la pequeña admite que no se acuerda bien de lo ocurrido y no descarta que haya sido producto de su "imaginación".

LOS HECHOS

Por su parte, el acusado ha reconocido que el día de los hechos, el 29 de mayo del año pasado, se encontraba a primera hora de la tarde con su hermano pequeño, de 6 años, en unas pozas de agua cerca de la orilla del mar jugando a coger cangrejos, mientras otros bañistas -era domingo y hacía bueno- paseaban por la zona.

Y aunque ha reconocido que coincidió con la niña, ha asegurado que "en ningún momento" se dirigió a ella ni tampoco se movió o abandonó el lugar, sino que fue ella la que se "acercó" a ellos y en un momento dado se "asustó" y se "marchó corriendo". "Nos quedamos pillados. Se fue sin más", ha comentado, para insistir en que "en ningún momento le hicimos nada".

A lo largo del interrogatorio, el joven ha explicado que poco después apareció la madre de la cría, que empezó a "chillar" y acusarle de que la había pegado, ante lo que el procesado pensó que había sido su hermano pequeño.

Y más tarde regresó la mujer, recriminándole que había "tocado" a su hija. "No se me ocurriría hacer algo así", se ha defendido el acusado, que ha precisado que "para nada" la agarró ni tampoco "el gesto" de hacerlo. Del mismo modo, ha insistido en que no se separó de su hermano ni se movió del lugar, por lo que -ha dicho- no estuvo en unas rocas próximas.

Sin embargo, en el video que se ha reproducido la niña asegura, durante su declaración en fase de instrucción, que el acusado la llevó a dichas rocas en las que "no había nadie", y comenta también que la quería enseñar un pez pero que ella no lo deseaba ver. Tras manifestar que estaba "nerviosa", la pequeña contesta a preguntas de si la había tocado que "igual era mi imaginación".

En el juicio se ha reproducido otro video, el hermano del acusado, que indica que preguntó a la niña si quería jugar, a lo que ella contestó que sí, y que cuando le fueron a enseñar un cangrejo "tenía miedo".

LOS PADRES DE LA MENOR

Como testigos, han declarado los padres de la pequeña. La madre fue con ella a la playa, aunque se quedó en la arena, en la entrada, mientras su hija fue a la orilla con un tío y otros niños.

Así, esta mujer no vio "nada" de lo ocurrido, pero sí a su hija subir del agua con "congoja" y "llorera", ante lo que pensó que tal vez se había "despistado" y "asustado" por eso. Sin embargo, al preguntarle qué había pasado, la pequeña le dijo que "un señor" la había "retenido en las rocas" y no la "dejaba subir".

Posteriormente, su hija le dijo que el acusado le había "metido la mano dentro del pantalón", le había "tocado el churrín" y le había dicho que "tenía un pincho o un bicho". Tras esto, la mujer fue hasta en tres ocasiones hasta donde estaba el chico, y al preguntarle si era cierto lo que decía su hija, el joven contestó que no y que él tenía "novia", según la versión de la madre, que ha asegurado que su hija no tiene "imaginación" ni es "mentirosa".

El progenitor, que fue quien interpuso la denuncia por recomendación de un cuñado suyo que es policía, tiene conocimiento de lo ocurrido a través de su mujer, porque él no fue ese día a la playa.

De su hija ha señalado, a preguntas de las partes, que es una niña "normal", y tal vez "introvertida", pero con los demás. Y sobre lo ocurrido, ha manifestado que la pequeña estaba "aterrada" y que "se cerró en banda" y no quiso contarle nada a él.

El juicio ha proseguido con los peritos, que han indicado que no han podido aplicar la prueba de credibilidad al testimonio de la menor, que "nunca ha relatado nada que tenga que ver con una agresión sexual", ni tampoco ha sido posible evaluar si hay daño psicológico.

CONCLUSIONES

Por todo lo anterior, la fiscal ha decidido retirar la acusación contra el procesado, al considerar que "no existe prueba de cargo suficiente" para imputarle unos hechos "de la gravedad" de los denunciados, y no se puede concluir con "suficiente garantía" que realizara dicho tocamiento.

La representante del Ministerio Público ha indicado que la menor se asustó, pero pudo ser "por muchas razones", y ha otorgado al relato de la niña la misma verosimilitud que al del hermano pequeño del acusado.

También ha apuntado que aunque el procesado hubiera intentado retenerla poniendo "los brazos en cruz", la pequeña podría haberse "zafado" de él, y ha destacado que contestó negativamente a las preguntas de si la sujetó o tocó.

Además, la fiscal ha aludido a la conducta del joven, que si hubiera tenido un comportamiento libidinoso no se habría quedado después "jugando a siete metros" de distancia de la menor y sus familiares. Asimismo, ha contrastado que la víctima relatase a su madre lo sucedido "con tanto detalle", para no querer volverlo a contar después.

Así las costas, la Fiscalía entiende que la "endeble" prueba y "todo lo que hay alrededor" contribuyen a desvirtuar su escrito inicial provisional, por lo que ha retirado la acusación contra el chico, para el que en un principio solicitaba tres años de cárcel.

La defensa solicitaba para su patrocinado, que estuvo un mes en prisión provisional tras los hechos, la libre absolución al considerar no es responsable de ningún hecho delictivo.

El juicio ha quedado visto para sentencia.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies