Revilla se avergüenza del "peloteo" al "pufista" de Alí pero defiende que no ha "regalado nada"

Revilla en la comisión de Cantur
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 14:58:43 CET

SANTANDER, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El expresidente cántabro y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha confesado que se arrepiente e, incluso, se avergüenza del "peloteo" que hizo al magnate indio Ahsan Alí Syed cuando adquirió el Racing de Santander, que le presentaron como "un millonario" pero que resultó ser "un pufista".

"Me excedo" y "le hago un peloteo", ha recordado el regionalista durante su comparecencia ante la comisión de investigación parlamentaria de Cantur, donde también ha dejado claro que él no ha "regalado nada", en alusión a la situación en que se encuentran tanto el club de fútbol como la empresa pública.

"Yo no he regalado nada", ha respondido Revilla al diputado y portavoz del PP en la comisión, Iñigo Fernández, con quien ha mantenido un rifirrafe a propósito de su implicación y responsabilidad en la operación de venta del Racing y a raíz del cual el expresidente ha declinado contestar más preguntas.

Así, a partir de entonces, Revilla se ha remitido a las intervenciones de ayer de sus consejeros de Economía y Hacienda y Cultura, Turismo y Deporte, el socialista Ángel Agudo y el regionalista Francisco Javier López Marcano, --que comparecieron durante cerca de once horas-- y ha guardado silencio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies