Revilla buscará una solución para dotar de escaleras mecánicas a Enrique Gran-Miralmar

Actualizado 11/12/2010 13:21:06 CET

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha anunciado a los vecinos de la zona de Entrehuertas que intentará buscar una solución para dotar de escaleras mecánicas a Enrique Gran-Miralmar.

Revilla ha recalcado que aunque "la solución sea municipal", está dispuesto a estudiar una fórmula de colaboración para solucionar los problemas de accesibilidad, "ya que desde luego, urge más que un metro ligero".

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y los concejales regionalistas de Santander Francisco Sierra, Concepción Solanas y Antonio Pérez recorrieron el barrio junto al coordinador de distrito del PRC, Vicente Nieto.

Esta visita se enmarca dentro del compromiso adquirido por el presidente regional de recorrer esta zona de Santander tras el encuentro que mantuvo con la plataforma vecinal, en una reunión que se celebró la semana pasada en el Centro de Educación para Adultos (Escuelas Verdes.

Tras recorrer varias calles y conocer las dificultades de accesibilidad que presenta el barrio, el presidente de Cantabria señaló que había conocido una parte de la ciudad de Santander a la que calificó de "tercera división", en la que "4.000 personas conviven en una anarquía urbanística con un desnivel de 45 metros".

Revilla añadió que esta zona, conocida como Entrehuertas y que fue habilitada en los años 40 como realojo del incendio de la ciudad, recuerda a "los peores barrios de la Habana vieja", al carecer de zonas de aparcamiento; al no poder transitar el transporte urbano; y al carecer de canalización alguna, lo que provoca que "cuando llueve sean cascadas de agua las que fluyen por estas calles".

El portavoz del Grupo Municipal Regionalista, Francisco Sierra, mostró su compromiso de intentar llegar a un acuerdo institucional, a través del cual, el Gobierno de Cantabria se implicaría en la cofinanciación del proyecto de mejora de la conectividad del barrio con el resto del entramo urbano de la ciudad a través de la construcción de una serie de escaleras mecánicas que enlazarían el Río de la Pila con Prado San Roque a través de Enrique Gran y Miralmar.

Sierra ha recordado que este es un proyecto que los regionalistas de Santander llevan defendiendo a lo largo de la presente legislatura a través de mociones, enmiendas o propuestas de obras para el Plan E.

"Creemos que la forma más factible para mejorar la conectividad de dichas calles son unas escaleras mecánicas que pongan fin a una de las principales carencias de esta zona y una necesidad imperiosa para sus residentes, ya que buena parte de los vecinos de dichas calles son de avanzada edad y cuentan con dificultades de movilidad", concluyó Sierra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies