Revilla sobre los diques de la Magdalena: "No me gusta nada, es de mucho impacto"

Protesta en las escolleras o diques de La Magdalena en Santander
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 21/03/2018 18:37:46 CET

TORRELAVEGA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha afirmado que la obra de los espigones de la playa de La Magdalena no le gusta "nada", porque es "de mucho impacto", y ha dicho que "habrá que ver si se minimiza" ese impacto por parte del Ministerio de Medio Ambiente, pero ha defendido que el Gobierno de Cantabria ha actuado "correctamente, conforme a la ley" y que "no hay ningún bandazo" por su parte, como reprochan algunos partidos.

"Bandazo ninguno", ha dicho Revilla tras puntualizar que una cosa es la legalidad del proyecto y otra su impacto. El presidente ha respondido así, a preguntas de la prensa en un acto en Torrelavega, tras las críticas que el PRC ha recibido de algunos partidos de la oposición por solicitar ahora la paralización de la obra.

Revilla ha explicado que la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria (que dirige el PRC), retiró el recurso que interpuso ante la Audiencia Nacional contra el proyecto cuando el Ministerio de Medio Ambiente presentó el informe de impacto ambiental que faltaba, necesario al afectar al LIC (lugar de interés comunitario) del Puntal de Somo.

"Lo que hace un gobierno sensato es retirar el recurso porque se ha cumplido la condición que antes no se cumplía", ha dicho Revilla, quien ha puntualizado que eso "no tiene nada que ver con la opinión que yo como ciudadano, y veo que también mi partido, tienen de la obra que se está haciendo" desde el punto de vista "estético".

Así, ha insistido que "no estamos hablando de legalidad sino de impacto" y ha reiterado que la obra "no nos gusta", una opinión que además "coincide con la de muchísima gente". Revilla ha explicado que ha visitado la zona varias veces y a medida que avanzaban las obras, cada vez le causaba "más asombro".