Revilla enviará una carta a la UE alertando que el cupo de verdel "no tiene sentido" dada la "superabundancia"

Barcos pesqueros cántabros
EP
Actualizado 16/03/2011 22:33:56 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, enviará personalmente una carta a la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, para mostrarle su convencimiento de que "no tiene sentido" mantener el cupo de capturas de verdel impuesto en estos momentos por la Unión Europea, dada la "superabundancia que existe de esa especie en el Cantábrico".

Así lo ha manifestado tras reunirse con la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, los representantes de las cofradías cántabras y de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), para tratar esta problemática que, a ojos de Revilla, está provocando que "los pescadores y sus familias tengan que estar ahora con los brazos cruzados mientras los verdeles están inundando el mar".

De esta forma, el presidente cántabro se suma a la iniciativa ya anunciada por el Ministerio de Medio Ambiente de solicitar por escrito a la Unión Europea que envíe un equipo de biólogos para que examinen por sí mismos "la plaga de verdel que sufre el Cantábrico" y se percaten de la necesidad de revisar el Total Admisible de Capturas (TAC), que en estos momentos se sitúa en 20.000 toneladas, cupo que tras seis días de actividad ya se ha cubierto.

Revilla se ha mostrado además "muy contento y agradecido" de que Aguilar haya anunciado que desde el Ministerio también se va a llevar a cabo un estudio que después le hará llegar a la UE para demostrar "que hay una superabundancia de verdel de tales características que lo aconsejable sería aumentar considerablemente la cuota de capturas".

"La Unión Europa tiene una falta de flexibilidad absoluta para modificar normas que deben hacer con gafas de madera" ha criticado, para añadir que fueron los propios pescadores los que "hace cinco años pidieron que se anulara la pesca del bocarte al darse cuenta de que si no se vetaba se iba a acabar"; una situación, a su parecer, completamente contraria a la que vive en estos momentos el verdel.

"De la misma manera que pedimos en su momento que no se pescara el bocarte, decimos que es una plaga el verdel en el Cantábrico", ha señalado, al mismo tiempo que ha recordado que tras haber fomentado la industria transformadora del verdel y la flota "con miles de millones de pesetas de las antiguas" y "con ayuda de la Unión Europea", ahora "hay que ver a la flota amarrada esperando a que llegue el bocarte".

Precisamente sobre la pesca del bocarte, Revilla ha señalado que puede salir también perjudicada ya que esta especie es el principal alimento del verdel. "Tan malo es que haya escasez de un pez como que haya superabundancia. Eso no es bueno porque en la mar todos son depredadores de otros. Tememos que al bocarte se lo coma el verdel antes de que lleguen los pescadores" ha manifestado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies