Revilla espera que "después de dos meses" la llamada de Zapatero no sea para decir que "no hay solución"

Revilla y Zapatero
EP
Actualizado 20/07/2010 16:11:42 CET

SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, espera tener noticias sobre el AVE a lo largo del día de hoy o en los dos próximos días y confía en que "después de dos meses" de espera, la llamada del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, no sea para decirle que "no hay solución".

"Si me dijo que pusiese en sus manos la solución de este problema, espero que no sea para decirme después de dos meses que no hay solución. Él sabe que eso tendría consecuencias graves", ha subrayado Revilla en respuesta a los periodistas al cumplirse este martes el plazo que le dio Rodríguez Zapatero para ofrecerle una respuesta sobre la conexión de alta velocidad.

A mediodía, al asistir a la puesta en servicio de la carretera Viveda-Santillana del Mar, Revilla no tenía aún noticias del presidente español, pero su teléfono estaba "en manos" de una persona "de confianza" por si se produce la esperada llamada de Zapatero.

No obstante, el presidente regional ha reconocido que el día "acaba a las doce de la noche" y cuando se dio la fecha del 20 de julio para conocer la solución del AVE no es "como el día de una boda", sino "en torno" a esa fecha.

Él espera que sea hoy, pero si no es así confía en que sea mañana miércoles o el jueves. En cualquier caso, esta noche se acostará "con el teléfono" por si Zapatero "llama tarde".

Sobre el contenido de esa llamada, ha recalcado que no tiene "ningún dato" de lo que le va a trasladar el presidente, pero piensa que después de esperar dos meses no sea para decirle que no hay solución.

Revilla ha recordado que Zapatero se ha comprometido a dar una solución y ha agregado que la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han "reiterado" este lunes que el asunto está "en manos del presidente", que le va a dar "una solución, una explicación".

Preguntado por la posibilidad de interpretar la situación como una "desautorización" al ministro de Fomento, José Blanco, el presidente cántabro ha insistido en que él trata el asunto con Zapatero, que es "el máximo responsable del Gobierno y ha asumido personalmente este tema". "Así lo dicen los demás ministros y así lo ha dicho él", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies