Revilla reclama una financiación autonómica en función del coste de los servicios

Contador
Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria
GOBIERNO
Publicado 24/11/2017 16:26:08CET

SANTANDER, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reclamado de nuevo una financiación autonómica que tenga en cuenta el coste de la prestación de los servicios públicos esenciales que se prestan a los ciudadanos frente a las comunidades autónomas que quieren que se reparta el dinero en base a los habitantes de cada región.

Frente a ello, Revilla ha asegurado que en Cantabria "estamos extraordinariamente preocupados" porque eso "sería la ruina" para esta región porque, además de su pequeño "peso específico" por tener 580.000 habitantes y algo más de 5.000 kilómetros cuadrados, el coste de prestar los servicios es más elevado.

Lo es, según ha explicado, debido a su orografía y a su población que, además de "envejecida", está "dispersa", con "gente viviendo en cada kilómetro, a 1.300 metros en el montaña" o en pequeñas poblaciones, a las que igualmente hay que llevar una carretera, un médico o "un maestro aunque sea para 4 o 5 niños".

Revilla ha defendido que cualquier ciudadano, viva donde viva, tiene derecho a recibir asistencia sanitaria, poder educarse y tener cerca una carretera, algo que en el caso de Cantabria sería "costosísimo" si sale adelante la propuesta que están haciendo algunas comunidades de repartir la financiación en base al número de habitantes.

"Ahí estaríamos perdidos", ha dicho el presidente cántabro, para quien es "irrebatible" que el criterio que hay que aplicar es la financiación en función del coste de los servicios y, por ello, ha enfatizado que Cantabria tratará de "meter esto en la cabeza del Gobierno", una reclamación en la que cree que podría tener como "aliados" a otras comunidades como, ha citado, Galicia.

Revilla así lo ha manifestado este viernes a preguntas de la prensa tras inaugurar la nueva lonja de Colindres y también se ha pronunciado sobre la aprobación de la ley de actualización del cupo vasco.

Sobre ello, el presidente regional ha considerado que se trata de una fórmula de financiación "discriminatoria" pero, ha advertido, "no es de ahora" ya que fue votada por los españoles en la Constitución de 1978.

"Lo que habrá que analizar es si ese cupo es el justo o no, y si corresponde a la atención a la solidaridad que han de aportar las regiones ricas hacia las menos ricas", ha añadido Revilla, quien también ha subrayado que "todo es reformable" en la Constitución.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies