Sáenz de Buruaga cree que el Consejo Interterritorial ha puesto "la primera piedra" del Pacto por la Sanidad

Consejo Interterritorial De Salud- Mato-Sanidad
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 17:19:15 CET

La vicepresidenta destaca el "liderazgo" del Ministerio para impulsar las reformas estructurales que garanticen la sostenibilidad del sistema

SANTANDER, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha puesto "la primera piedra" del Pacto por la Sanidad, al haber definido las líneas estratégicas de las reformas que el Ministerio de Sanidad va a acometer de la mano de las comunidades autónomas.

La consejera ha hecho estas valoraciones al término del primer Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de la legislatura, que este miércoles ha presidido la ministra de Sanidad, Ana Mato.

La reunión ha concluido con un acuerdo para constituir grupos de trabajo de alto nivel en "materias estratégicas" como el desarrollo de la cartera básica de servicios; los recursos humanos, que abordarán su ordenación, desarrollo profesional y modelo retributivo, y sobre eficiencia y eficacia en la gestión con la elaboración de un mapa de recursos TICs y la plataforma de compras centralizada.

Los grupos de trabajo, conformados por representantes de las comunidades autónomas, "ágiles, operativos y con un calendario de trabajo", formularán en el primer mes desde su constitución propuestas sobre estas materias.

La vicepresidenta regional y secretaria general del PP de Cantabria ha hecho hincapié en que con la constitución de estos grupos de trabajo, quedan definidas las líneas estratégicas del Pacto por la Sanidad que el Ministerio de Sanidad debe tejer de la mano de las comunidades autónomas

Los acuerdos alcanzados hoy, ha añadido, están presididos por una idea central, "la igualdad de derechos y prestaciones de los ciudadanos" y el fortalecimiento de la cohesión y la equidad del Servicio Nacional de Salud, que "esta vez", ha añadido, "dejan de ser meras declaraciones de voluntad para convertirse en hechos, porque se había hablado mucho, pero no se había obrado nada".

Por eso, Sáenz de Buruaga ha destacado como una de las contribuciones más importantes del consejo el que se ha puesto de manifiesto que "en medio de las dificultades las comunidades autónomas no están solas y hay un rumbo cierto".

Según la vicepresidenta, el Consejo Interterritorial de este miércoles supone también "un cambio en las formas", porque se ha establecido "una nueva forma de relación y de trabajo y se ha abierto una nueva etapa" en las relaciones del Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas y de éstas entre sí. "A partir de ahora, bajo el paraguas del ministerio, compartiremos más, coordinaremos mejor y competiremos menos", ha asegurado Buruaga.

Este cambio, ha añadido, responde al "nuevo orden de prioridades políticas" establecido por el Gobierno, en el que la sanidad es "la prioridad con mayúsculas", y a la "capacidad de diálogo, de escucha y de acuerdo del Gobierno".

Además, ha afirmado que "se siente ya el liderazgo del Ministerio de Sanidad, que conoce la situación y lo que tiene entre manos y que desde ese conocimiento, desde el rigor, no está dispuesto a dejar el Sistema Nacional de Salud a la deriva y va a impulsar las reformas estructurales necesarias, inaplazables, para garantizar la sostenibilidad del sistema, que es lo que exigen y esperan los ciudadanos". "Hoy les enviamos un mensaje muy importante de tranquilidad y confianza", ha añadido.