Sainz de la Riva asegura que GFB es "un proyecto viable" que "veremos en marcha"

Leandro Sainz De La Riva, En El Centro
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2012 15:43:10 CET

Dice que el Gobierno ha recuperado un aval de 975.000 euros y que hay un plan de viabilidad que estima en 8 millones el inicio de actividad

SANTANDER, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exmiembro del Consejo de Administración de GFB y socio minoritario de Pujol Martí, Leandro Sainz de la Riva, ha asegurado este martes que la factoría de fibroyeso de Orejo es un "proyecto viable" y "bueno para Cantabria" que no duda que "vamos a ver en marcha", entre otras razones, porque es técnicamente en su ramo "la mejor fábrica que existe en el mundo".

En este sentido, ha considerado que la parte económica no ha sido "valorada correctamente" en la oferta de 14,5 millones presentada por el grupo alemán Xella, a través de su filial Fermacell GmbH, y ha subrayado que el "único perjudicado" de la operación es Euroamérica, ya que la inversión del Gobierno de Cantabria, que ha cifrado en 27,4 millones, "queda amortizada" con la creación de puestos de trabajo.

Además, Sainz de la Riva, que se ha pronunciado así durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de investigación sobre GFB, ha informado de que el Gobierno de Cantabria ha recuperado recientemente un aval de 975.000 euros y ha indicado que existe un nuevo plan de viabilidad que estima en cuatro meses y ocho millones de euros la puesta en marcha de la planta, incluidos los puestos de trabajo.

"Esa inversión se tiene que poner en marcha y se va a poner en marcha. ¿A qué coste para los cántabros? No lo sé pero se puede amortizar vía puestos de trabajo", ha subrayado el compareciente, que cobraba 6.000 euros mensuales netos como trabajador de GFB más 600 euros por asistir a los consejos.

A preguntas del portavoz del Grupo Regionalista, Rafael Pérez Tezanos, el que fuera consejero ejecutivo y trabajador de GFB hasta 2010 ha explicado que se barajaba ubicar la fábrica en México y en Almería pero se decidió por Cantabria por su cercanía al Puerto, al ferrocarril y al enlace por carretera con Francia, así como a las materias primas, que tenían "más cerca que nadie".

También ha indicado que el proyecto comenzó a deteriorarse por la crisis mundial, sobre todo de la construcción, a la que se dirige la planta, y por los retrasos. Fue entonces cuando cundió el "desánimo de todos al no saber qué hacer". Sin embargo, en su opinión hubiera sido "una debacle" abrir la fábrica y salir al mercando en aquellos momentos ya que las consecuencias hubieran sido "mucho más graves".

Sin embargo, ha asegurado que Euroamérica está "intentando sacar" la fábrica adelante "en todo momento". "Es el socio mayoritario, ha puesto dinero y le interesa sacar un rendimiento: ha estado en todo el proceso de suspensión de pagos, dando seguridad, todo el servicio de mantenimiento lo ha puesto él. Hasta hace cuatro días estaba invirtiendo dinero en la fábrica con la idea de ponerla en marcha", ha aseverado.

SODERCAN Y FERMACELL

El exconsejero, cuya sociedad naviera fue contratada "como otras" para el traslado de la maquinaria de GFB, ha admitido que no sabe si se han producido contactos entre el actual Gobierno y Euroamérica pero sí entre Euroamérica y Sodercan, si bien el plan de viabilidad de la privada "no era del agrado" de esta sociedad regional. "Sodercan no ha coincidido con nuestro plan de viabilidad", ha apostillado, señalando que "se ha intentado y no se ha conseguido llegar a un acuerdo". "Ellos tendrán sus razones y pensarán que es lo mejor para los intereses de Sodercan", ha aventurado.

Ha insistido en que GFB es un proyecto "viable". "Lo vamos a ver en marcha, no me cabe duda ninguna", ha incidido, apuntando que sólo falta el 5 por ciento de la financiación. En este sentido, ha señalado que aunque la actual situación del mercado "es delicada", Fermacell estaba "a punto" de construir una fábrica en Polonia, pero "está esperando a llegar a un acuerdo" con los propietario de la de Orejo.

Al respecto, ha subrayado que si la firma alemana consigue la planta al precio de 14,5 millones sacará provecho económico porque el socio piensa "que se puede sacar mucho más dinero" aunque "las cosas valen lo que se quiere pagar por ellas". Pero ha remarcado que el proyecto está "prácticamente puesto en marcha" y únicamente hace falta capital de trabajo.

"La parte económica no se ha valorado correctamente, la fábrica vale mucho más", ha asegurado, y ha cifrado en 80 millones la inversión total, de los que corresponden a GFB 48,3 (23,6 de capital desembolsado y 24,5 en créditos) y 27,14 millones a la parte pública (10,14 es capital desembolsado y 16 en créditos participativos).

Además, ha señalado que los alemanes, que son la competencia directa de GFB y "saben mucho", se han interesado por la maquinaria, que es "de primer orden", aunque quieren comprarla al menor precio posible. "La maquinaria es de primer nivel, de última generación" y es la única que produce determinando tipo de suelos. "Es la mejor fábrica que existe en el mundo técnicamente", ha asegurado, y ha advertido que si Fermacell se queda con la fábrica de Orejo, "prácticamente" se harán con el monopolio del sector.

Los representantes legales de Euroamérica han mantenido "últimamente" reuniones con la alemana para abordar "algún acuerdo, incluso la posibilidad de una sociedad". Existe "buen entendimiento" y están dispuestos a negociar, ha dicho Sainz de la Riva.

Y es que el socio va a "luchar hasta el final" para recuperar la inversión, ya que es el que sale perdiendo, según el compareciente. "Perdiéndolo todo: la parte del Gobierno eran puestos de trabajo que se van a conseguir, que era el objetivo, pero el que va a salir perjudicado de todo esto es Euroamérica, que lo va a dejar todo".

"Sodercan y el socio deberían haber llegado a un acuerdo", ha lamentado, afirmando que si la fábrica entra en funcionamiento la inversión del Gobierno, "la parte que han puesto los cántabros, queda amortizada". "Nosotros claro que queremos ponerla en marcha cuanto antes: es una barbaridad que el proyecto se quede ahí", ha declarado.

SUBVENCIONES

Por su parte, la portavoz 'popular', María José Cortabitarte, le ha preguntado por qué se pagó la maquinaria cuando inicialmente iba a ser aportación de Euroamérica, a lo que ha respondido que no había derecho a subvención si ésta no hubiera sido comprada por GFB. Igualmente ha señalado que se contrató a los 77 trabajadores para tener derecho a cobrar las subvenciones. "Como no teníamos tesorería, estábamos esperando la subvención para arrancar la planta", ha explicado.

Cortabitarte también ha preguntado por los 80 millones de inversión ya que, ha denunciado, o Sodecan o Sainz de la Riva "faltan a la verdad" ya que la sociedad regional estima el coste en 88,58 millones.

CONCLUSIONES POLÍTICAS

La portavoz del Grupo Socialista, Ana Isabel Méndez, que no ha formulado preguntas a Sainz de la Riva, ha anunciado que el PSOE exigirá una rectificación en cada sesión de la comisión por "insidias" y ha dicho al PP y a sus "superfiscales" que los ciudadanos no les han pedido "saber la verdad" sobre GFB sino "ocuparse del paro".

Pérez Tezanos ha opinado que el "fantasma de la corrupción va quedando cada vez más lejos" tras cada comisión y que se va abandonando la idea de una mala gestión. Sin embargo, a su parecer cobra fuerza su teoría de que con GFB "otros y no Cantabria harán el negocio del año".

Mientras Cortabitarte ha manifestado que con cada intervención en la comisión se abren "más incógnitas" y ha considerado "inaudito" que el PSOE no haya querido preguntar al socio del Gobierno en GFB, lo que "demuestra su interés por descubrir la verdad del caso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies