Salvador Blanco y el líder de Podemos irán a juicio el 28 de abril

Salvador Blanco, consejero delegado de Sodercan
EUROPA PRESS
Publicado 10/03/2017 14:58:30CET

Sigue adelante la demanda del consejero de SODERCAN contra Julio Revuelta "por intromisión ilegítima en el derecho al honor"

SANTANDER, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La demanda presentada por el consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco, contra el secretario general de Podemos en Cantabria, Julio Revuelta, por "intromisión ilegítima en el derecho al honor", sigue adelante al no haber habido conciliación en la audiencia previa celebrada este viernes, en la que el juez ha decidido tomar declaración a ambos en un juicio señalado para el próximo 28 de abril.

Blanco presentó esta demanda por unas declaraciones de Revuelta en una emisora de radio, en las que, a su entender, le imputa "conductas delictivas". El juez únicamente ha admitido como pruebas el interrogatorio de ambas partes, sin testificales, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

La audiencia previa para fijar los hechos y proponer pruebas, ha concluido con el señalamiento de juicio para el 28 de abril a las 9,30 horas en el Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Santander.

La defensa de Julio Revuelta se ha opuesto tanto a la declaración de Salvador Blanco, solicitada por el fiscal, como a la suya propia, pedida por la defensa del responsable de Sodercan.

El consejero delegado de Sodercan presentó esta demanda "a título particular" por unas declaraciones en las que el número uno del partido morado "identifica conductas delictivas con la gestión empresarial" del responsable de la empresa pública y acusa a Blanco de haber "gestionado irregularmente" el dinero público, entre otras cuestiones.

Según el texto de la demanda, "se trata de manifestaciones inveraces" que imputan al consejero delegado de Sodercan "conductas delictivas que van más allá de la crítica de su actividad profesional actual, descalificándole de manera injuriosa o innecesaria de su comportamiento profesional, mediante infamias que ponen en duda y menosprecian su honestidad, su ética, su honradez y su integridad".

Blanco, que no pide indemnización económica -un euro por daño moral-, solicita que el secretario general de Podemos se retracte, "cesando de inmediato en las declaraciones y manifestaciones efectuadas, análogas y similares, a lo largo de esta litis y también en lo sucesivo"; y que se le condene a publicar en prensa íntegramente y a su costa la sentencia, una vez que sea firme.

Podemos, que durante meses exigió el cese de Salvador Blanco como condición para apoyar los presupuestos de 2017, interpretó la demanda como un intento de "amedrentamiento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies