San Román y el colegio Verdemar cuentan con un nuevo parque

Parque
AYUNTAMIENTO
Publicado 27/09/2017 19:00:41CET

SANTANDER, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El barrio de San Román y el colegio Verdemar cuentan ya con un nuevo espacio verde, una actuación que es fruto de las propuestas ciudadanas planteadas a los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Santander y que, además de servir para el disfrute de los vecinos, será un aula abierta para el centro educativo.

La alcaldesa, Gema Igual, ha inaugurado hoy este espacio, junto a la comunidad educativa del colegio Verdemar y vecinos del barrio, y acompañada por los concejales de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, y de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, en un acto que ha incluido la introducción, por parte de los alumnos de Primaria y Secundaria, de diversos objetos (fotos, redacciones, deseos, etcétera) en una cápsula del tiempo que ha sido enterrada en esos terrenos.

"Lo que necesitamos para los presupuestos participativos son ciudadanos como los que hemos encontrado aquí, como los profesores del colegio Verdemar y la paisajista que han tomado la iniciativa y nos han propuesto que construyamos este parque, incluso lo han diseñado, y en el que los niños pueden aprender, además de aprovecharlo al salir de clase o por parte de los vecinos", ha remarcado Igual.

La regidora ha apuntado que el parque "necesita madurar y ser utilizado", por lo que ha animado a escolares y vecinos del barrio a que "lo usen, lo disfruten y que sea un lugar de convivencia".

Asimismo, ha destacado que esta iniciativa coincide con el 50 aniversario del colegio Verdemar y ha valorado la aportación a la sociedad de los que han sido sus alumnos a lo largo de estos años.

La creación del parque, que ha supuesto una inversión de 81.130 euros en un proyecto ejecutado por la empresa Urbaser, ha hecho posible recuperar un terreno municipal, situado junto al colegio Verdemar que se encontraba degradado y en el que existían especies vegetales invasoras, para convertirlo en un pequeño parque en el cual se pueda desarrollar la fauna y la flora autóctona, y que haga posible, además, su uso y disfrute de todo tipo de público, tanto infantil como adulto.

Esta actuación fue propuesta, bajo el título de 'Parque del Renacuajo. Metamorfosis' por miembros de la comunidad educativa del colegio Verdemar. La idea planteaba una charca, donde puedan desarrollarse anfibios y donde los niños puedan ver la evolución de los renacuajos antes de ser ranas.

Las obras han consistido en la limpieza y acondicionamiento del terreno, eliminando la flora alóctona, acordonamiento de caminos de tránsito y diversas zonas de estancia, la creación de un pequeño estanque, la realización de plantaciones con flora autóctona de tal forma que se favorezca su crecimiento y la potenciación de la fauna del lugar.

Se han diseñado 10 zonas ajardinadas de diferentes tipologías, buscando junto a aspectos tradicionales y estético su funcionalidad como hábitat para la flora y la fauna silvestre, y atendiendo a los criterios dictados en la estrategia de la conservación de la biodiversidad en el municipio.

Así, se han distribuido a lo largo del espacio setos y matorrales arbustivos, zonas de hierba baja y cortada, vegetación en la zona de la charca, montículos de sembrado y zonas de arbolado, además de bancos y asientos, elementos de juego infantil, cajas nido y paneles informativos.