Sanguinetti, Medalla de Honor por su carrera política al servicio de los ciudadanos y los valores democráticos

Julio María Sanguinetti en la UIMP
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 16:36:44 CET

"Hoy América Latina vive el espejismo de la expansión" mientras que España vive "tribulaciones que inevitablemente pasarán", afirma

SANTANDER, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Uruguay Julio María Sanguinetti ha sido reconocido este lunes, en Santander, con la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) por consagrar su carrera política al "servicio de los ciudadanos" y a los "valores democráticos".

Una labor que el propio Sanguinetti ha contrastado con los "liderazgos mesionanos" que están surgiendo en la actualidad en América Latina con los "populismos", que muestran las "debilidades" de las democracias de los países hispanoamericanos, según ha manifestado en su discurso.

El también abogado, historiador y periodista ha considerado que la democracia "hoy parece resplandecer" en los estados de América Latina porque "votar es condición esencial de cualquier democracia", pero "con eso no basta" y es necesario "separar los poderes, tener una justicia autónoma y vivir en paz", ha instado el expredidente uruguayo.

"Si bien votamos todos, excepto la solitaria Cuba, nuestra América presenta aún muchas fragilidades en esa construcción democrática" con "el sercionamiento de la prensa o en las invasiones del poder judicial", pero también en el actual "brote populista", ha considerado Sanguinetti.

Así ha opinado que el populismo nace con "la prosperidad" como la que viven los países iberoamericano, pero deteriora la democracia porque "coloca al jefe de Estado por encima de la Constitución" convirtiéndoles en "líderes mesiánicos que gobiernan más allá de las instituciones". "Despilfarra, degrada y que desgraciadamente lo estamos sufriendo en dos, tres o quizá cuatro de los países de nuestro continente", ha apostillado.

Latinoamérica es un continente que ha crecido económicamente con "la demanda de Oriente", pero Sanguinetti ha considerado que esta circunstancia "no durará eternamente" porque los ciclos económicos "no se han clausurado y la expansión de estos años no durará"; de hecho cree que algunos países ya están mostrando "una cierta reversión".

EDUCACIÓN, "FUNDAMENTAL" PARA AFIANZAR DEMOCRACIA

Por ello, Sanguinetti ha señalado que los países de América Latina tienen que trabajar para atravesar la "frontera de su mayor desafío" que es el "desarrollo en infraestructuras y educación". En este sentido, ha dicho que la educación es "condición fundamental para afianzar la democracia y la prosperidad".

Al respecto, ha ensalzado que "se ha avanzado en la cobertura" y en los niveles de escolarización pero ahora hay que luchar contra "nuevos fenómenos" como "los jóvenes ni-ni, que ni estudian ni trabajan", así como los "malcriados del zapping", lo que se alza como un "desafío distinto" en materia educativa.

Así, Sanguinetti cree que hay que reflexionar sobre "cómo adaptar la educación moderna a las nuevas fronteras de la tecnología para formar ciudadanos completos". Para ello, ha considerado que hay que acercar la educación al mundo laboral al tiempo que se construyen ciudadanos para la democracia, es decir, "conscientes tanto de sus derechos como de sus deberes", lo que será "difícil".

El expresidente ha concluido su intervención considerando que "hoy América Latina vive el espejismo de la expansión" mientras que España vive "tribulaciones que inevitablemente pasarán", ha augurado.

"NORMA DE EXTRAORDINARIA SAGACIDAD"

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha clausurado el acto de entrega de la Medalla de Honor ensalzando que Sanguinetti fue reelegido como presidente de Uruguay, país donde está prohibida la reelección sucesiva. Wert ha considerado que el "gran valor" de esta regla constitucional para la "salud democrática" del país, así como su "extraordinaria sagacidad" porque permite que el electorado conozca "perfectamente" "cuanto ha dado de sí una gestión presidencial".

Además, Wert ha destacado los "méritos" de Sanguinetti, entre los que ha ensalzado su labor como ministro uruguayo de Educación y Cultura en 1972 siendo el "principal impulsor del Círculo de Montevideo" --foro en el que expresidentes iberoamericanos se reúnen para discutir intereses de la comunidad--.

"Le admiro porque fue ministro de Educación y Cultura el tiempo justo para hacer aprobar la primera ley que sienta las bases de la educación nacional en Uruguay y tuvo la habilidad suprema de dejar el cargo seis meses después", ha indicado Wert, que ha ironizado diciendo a Sanguinetti: "soy absolutamente incapaz de competir contigo".

Así, el ministro ha manifestado que España está "en una tesitura muy parecida" con la "necesidad de enfrentarse a una reforma de la educación que tiene que obedecer" a diferentes "exigencias y necesidades", entre ellas "impulsar" el Español en toda la comunidad iberoamericana. "Nuestra lengua común es uno de los valores inmateriales más importantes", ha añadido.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, ha leído la laudatio, en la que ha puesto de relieve la "voz clara y sencilla" de Sanguinetti que a lo largo de su trayectoria política "ha defendido con argumentos" todas sus convicciones y es "defensor de la verdad por dura que pueda ser". También ha ensalzado su papel "trascendental" en la transición democrática de Uruguay y su "labor decisiva" para la integración iberoamericana.

El rector de la UIMP, César Nombela, ha presidido este acto en el que también han estado presentes, entre otros, el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz; el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna; y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies