Sanidad pondrá en marcha el lunes la Unidad de Deshabituación Tabáquica, en el centro de salud de Vargas

Actualizado 03/06/2006 16:05:20 CET

Atenderá a fumadores que han fracasado en los tratamientos de Atención Primaria, que serán desviados por su médico o especialista

SANTANDER, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales pondrá en marcha el próximo lunes, día 5 de junio, la Unidad de Deshabituación Tabáquica (UDESTA), que se ubicará en el Centro de Especialidades de la calle Vargas, en Santander.

Según señala la Consejería en un comunicado, se trata de un nuevo recurso público especializado, dentro de la red asistencial del Servicio Cántabro de Salud (SCS), para ayudar a aquellos fumadores que deseen dejar de fumar y que no hayan conseguido su objetivo con el apoyo del médico de Atención Primaria. Estará atendido por expertos en tabaquismo, médico y psicólogo, en jornada de tarde.

La Unidad está dirigida exclusivamente a aquellas personas derivadas por su médico de Atención Primaria o por el especialista del hospital correspondiente, de acuerdo con unos criterios establecidos.

En un paso anterior, la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales realizó un programa de formación para todos los profesionales sanitarios de Atención Primaria y dotó de los medios necesarios para que todo fumador que desee abandonar el consumo pueda acudir a su Centro de Salud y solicitarlo.

Los fumadores de alta dependencia o riesgo, que previamente han fracasado con intervenciones breves o intensas en Atención Primaria podrán beneficiarse de los tratamientos más efectivos de la UDESTA. Así, podrán beneficiarse de esta iniciativa fumadores que han hecho "serios intentos" de abandono y, a pesar de haber sido tratados correctamente por un profesional, fracasaron.

También estará abierta la unidad a fumadoras embarazadas o en periodo de lactancia, que también fracasaron en Primaria; fumadores con enfermedades psiquiátricas y pacientes con serios problemas de salud relacionados o no con el uso del tabaco, y cuyo consumo entrañe riesgo de morbilidad o muerte; y fumadores con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), cardiopatías o patología oncológica.

Al tiempo que se presta ayuda a los fumadores, la Unidad de Deshabituación Tabáquica pretende contribuir también a la formación de los profesionales sanitarios y de otros profesionales modélicos de Cantabria, como educadores en prevención y tratamiento del tabaquismo; así como al fomento y desarrollo de la investigación en el campo del tabaquismo.

PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales considera que el tabaquismo es un problema prioritario de salud pública, por lo que ha desarrollado desde el año 2003 una política "preventiva integral y sostenida" para el control del tabaquismo en la comunidad autónoma, a través del Plan de Prevención y Control del Tabaquismo de Cantabria 2004-2007 y del Programa de Ayuda al Fumador. La UDESTA se inscribe dentro de este proyecto.

El director general de Salud Pública, Santiago Rodríguez, el día en que se anunció la creación de esta Unidad, justificó el abordaje del tabaquismo en Atención Primaria en la magnitud del problema, en la ventaja de la accesibilidad de esta cobertura (el 70% de la población acude a su médico de familia), y aportó unos datos reveladores, según los cuales el 70% de los fumadores desea dejar de fumar definitivamente, el 46% lo intenta cada año y el 57% de los fumadores nunca ha recibido consejos para dejar de fumar.

La iniciativa de esta Unidad ha sido fruto de un acuerdo adoptado entre la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y los sindicatos CC.OO. y UGT el día 9 de noviembre de 2005 en la Mesa Sectorial del Personal de Instituciones Sanitarias, y posteriormente aprobado por el Consejo de Gobierno.